El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, y el consejero de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza, Pablo Muñoz, se han comprometido a solucionar esta legislatura la situación de los antiguos terrenos de la empresa Aceralia, y a hacerlo de forma que "se pueda satisfacer a los vecinos del Picarral".

Así lo han expresado en declaraciones a los medios de comunicación, con ocasión de la reunión que han celebrado en el Gobierno de Aragón, la primera de este área para coordinar sus actuaciones. Los antiguos terrenos de Aceralia componen una pastilla urbana de unas 15 hectáreas abandonadas, situadas entre el Camino de los Molinos, la avenida de Alcalde Caballero y la fábrica de Saica.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda ha precisado que "es necesario trabajar conjuntamente" y para eso han realizado un "repaso" de la situación y de las posibilidades sobre "un proyecto que arrastra su existencia desde 2003" y para el que "es necesario buscar una solución que pueda evitar nuevas demandas judiciales y pueda satisfacer a los vecinos del Picarral".

Según ha dicho, "hemos planteado diferentes posibilidades y en un futuro próximo nos sentaremos para ir tomando decisiones". Por su parte, el consejero municipal de Urbanismo y Sostenibilidad, Pablo Muñoz, ha indicado que este es uno de los asuntos "enquistados" de la ciudad y "nuestro compromiso es solucionarlo esta legislatura" y "encontrar el equilibrio entre todos los intereses, en ese diálogo con los vecinos".

Soro ha remarcado que esta ha sido una de las cuestiones tratadas en este encuentro, en el que se ha alcanzado el acuerdo de crear una mesa de trabajo entre ambas Administraciones en materia de urbanismo, que se reunirá cada dos o tres meses y que estará precedida de sesiones técnicas.

DIÁLOGO

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda de la Comunidad ha recalcado que esta ha sido la primera reunión entre ambas Administraciones en el ámbito del urbanismo y en ella "hemos puesto de manifiesto la absoluta necesidad de trabajar conjuntamente" y tener "coordinación, diálogo, comunicación, con espíritu de colaboración".

Soro ha asegurado que "compartimos el convencimiento de que dos de las principales instituciones de la Comunidad trabajemos conjuntamente en un tema tan sensible como el urbanismo" porque "se han acabado los tiempos del enfrentamiento", "no solo por sintonía política, sino en beneficio de la ciudadanía".

El consejero ha aclarado que "hablar no significa cometer injerencias en las competencias de la otra Administración", sino "acabar con cierta inercia de trabajar de espaldas o torpedeando las iniciativas del otro", "algo que parece tan evidente, pero que no lo ha sido hasta ahora".

Por su parte, el consejero de Urbanismo y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Zaragoza ha opinado que esta primera reunión "marca un hito, hace algo que no era normal" y supone que el Gobierno de Aragón "reconoce la interlocución de tú a tú al Ayuntamiento", algo "clave porque a partir de ahí nos podemos entender".

Según ha expuesto, "el tono de la reunión" ha sido "muy bueno" y ha servido para "analizar de manera común la situación de partida y el diagnóstico, que es común, sobre cuáles son los males y las vías de solución", para apuntar que en materia de urbanismo "la clave es que el ritmo sea pausado, consensuado y que no se tomen decisiones precipitadas".

Ha añadido que "los temas importantes de la ciudad que afectan a la Comunidad" y viceversa "tienen que ser dialogados", para incidir en que "lo urgente era restablecer las relaciones y creemos que se dan los pasos en todos los asuntos para solucionarse".

Asimismo, Pablo Muñoz ha indicado que "hay sintonía más que evidente" en que "el urbanismo no se puede desgajar de la movilidad" y en la concepción de "integrar movilidad, transporte y ordenación en una misma dirección política".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.