El delegado estatal de Comisiones Obreras en Altadis, José Ramón Cano, ha acusado a la empresa de "utilizar los mismos argumentos, y los mismos datos que han usado en el cierre de Cádiz, Alicante, Palazuelo o para reestructurar la fábrica de Logroño en 2014 y 2015", para justificar el cierre definitivo de la planta riojana.

José Ramón Cano se encuentra estos días en Madrid para participar en las diferentes reuniones que desde el Comité van a mantener con la empresa -la próxima este jueves- ha destacado a Europa Press que "cuando les llevamos a la contradicción, de que en los últimos tres años los datos de caída de venta han sido similares en España al resto de Europa, así como que por ejemplo en Polonia han sido el doble que en España, se deja en evidencia que no tiene sentido el informe de la consultora para sustentar la decisión de la empresa de cerrar en La Rioja".

"No puede eliminarse la fabricación de cigarrillos en España con los mismos motivos que han aprovechado en el cierre de fábrica tras fábrica", ha indicado Cano.

En la reunión de hoy, ha señalado que "hemos estado rebatiendo el informe que nos presentaron en su momento". Un documento "técnico" que trata de la "evolución del mercado de las ventas, y de la sobrecapacidad en el grupo y en las distintas fábricas".

Ante ello, les hemos indicado que "se debe respetar el tiempo que está establecido a nivel de Comité Europeo de información y consultas; del informe del experto; y tener la contestación a las 48 preguntas que se plantearon en Londres, el pasado lunes y martes, para tener toda la información previamente".

Cano ha lamentado que la multinacional "está utilizando los mismos datos de mercado que ha usado sucesivamente en el Expediente de Regulación de Empleo de 2009, que afectaba a 520 trabajadores del área de manufactura, y que conllevo el cierre de Alicante". Dos años después "con los mismos argumentos, cerraron Palazuelo", y en 2013 también "con los mismos datos, cerraron Cádiz".

Un año después, en 2014, con "esos mismos datos del Informe, se reestructura Logroño, con 85 trabajadores afectados, y en 2015 con 52 más". Ante ello, ha asegurado que "solo en el área de manufactura, se ha recortado el empleo en 757 trabajadores".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.