Cruz Roja Española va a duplicar el presupuesto de su Plan de Empleo en la Región de Murcia en 2016 hasta alcanzar los 1,14 millones de euros con los que pretende realizar 2.821 itinerarios de inserción sociolaboral. En 2015, la organización humanitaria destinó a este fin 528.842 euros que permitieron la realización de 1.721 itinerarios con los que 759 personas encontraron un puesto de trabajo.

En total, Cruz Roja atiende a través de su Plan de Empleo a unas 3.800 personas cada año en la Región de Murcia pero solo tiene financiación para la mitad, por lo que duplicar el presupuesto supondrá proporcionar itinerarios de inserción formativos a casi la totalidad, con cerca de 3.000 proyectos financiados.

En concreto, Cruz Roja atendió a 3.886 personas durante el 2015 en las cinco localidades de la Región en las que realiza itinerarios de empleo: Cartagena, Jumilla, Lorca, Molina de Segura y Murcia. De todas ellas, 1.721 realizaron un itinerario de inserción personalizado, según han hecho saber en rueda de prensa el presidente autonómico de Cruz Roja, Aurelio Luna, y la directora autonómica de Plan de empleo de Cruz Roja en la Región de Murcia, Encarni Marín.

Siguiendo con esta dinámica, y a pesar de la dinámica de destrucción-creación de empleo existente, Cruz Roja ha logrado la inserción laboral efectiva de 759 personas, lo que supone un 44 por ciento de tasa de inserción de las personas que han realizado itinerarios, frente a las 615 del pasado año 2014, con una tasa del 40 por ciento.

Trabajar las competencias

Marín ha explicado que estos itinerarios suponen trabajar con la persona desde sus propias competencias, incluyendo su autoestima, el conocerse mejor y plantearse por qué no se encuentra un trabajo a pesar de tener unas competencias técnicas y estar "perfectamente" para desarrollar el empleo.

Y es que hay personas que acuden a Cruz Roja con necesidad de mejorar su formación o recualificarse, pero Marín destaca que la mayoría ya vienen "con un puesto de trabajo determinado" y el itinerario permite mejorar sus competencias desde el empoderamiento personal, la mejora de sus capacidades o abrirles a competir en el mercado laboral.

"A lo mejor nos encontramos con una persona que es una administrativa estupenda pero no sabe comunicarse, no sabe hablar con las personas, trabajar en equipo o no se gestiona bien el tiempo", según Marín, quien explica que Cruz Roja hace hincapié en la mejora de estas características.

Normalmente, Marín puntualiza que la mayoría de personas que recurren al Plan de Empleo de Cruz Roja tienen unas necesidades económicas porque están desempleadas. La organización humanitaria, que trata a estas personas como participantes y no como beneficiarios, crea para ellas unos objetivos a corto, medio y largo plazo.

Por ello, si los participantes necesitan dinero urgentemente, Cruz Roja busca yacimientos de empleo urgente y sectores en los que puedan hacer trabajos esporádicos con los que conseguir unos ingresos económicos al año con los que mantenerse, pero sin abandonar la perspectiva de lo que cada uno quiere ser en la vida.

Por ejemplo, si una mujer quiere ser peluquera, administrativa, carpintera o fontanera, "a lo mejor tiene que estar a corto plazo en la hostelería o en un sector con un oficio más temporal, pero luego recibe formación para alcanzar sus metas", según Marín, quien reconoce que, en ocasiones, hay que poner a las personas "los pies en el suelo".

No obstante, aclara que si el objetivo se puede conseguir, Cruz Roja "lo va a trabajar" garantizando los ingresos a corto plazo pero con programas de formación a medio plazo con el fin de que alcancen el puesto de trabajo deseado. A largo plazo, la ONG habla con las empresas con el fin de lograr la inserción de la persona en lo que se ha preparado.

La duración de estos itinerarios puede oscilar desde los tres o seis meses hasta los dos años, porque hay gente que vuelve a la formación reglada o, a lo mejor, los puestos de trabajo que quieren necesitan cursar Formación Profesional o universidad. En este sentido, Cruz Roja tiene un proyecto específico llamado 'Promociónate' para que la persona pueda acceder a estudios y ascender de categoría profesional.

'

Reto social empresarial: ALIANZAS'

Dentro de estos nuevos proyectos, Cruz Roja presenta el proyecto 'Reto Social Empresarial: Alianzas', que tiene como objetivo crear alianzas entre el tejido empresarial murciano y los itinerarios de inserción personalizada que realizan las personas participantes. Y es que "sin las empresas no podríamos conseguir el objetivo final de estos proyectos que es la inserción laboral", destaca Luna.

El objetivo de este programa es ayudar a las empresas locales a implantar medidas en favor de la empleabilidad y la inserción laboral de las personas más vulnerables de sus municipios, vinculadas a su compromiso social; así como generar cadenas de valor en la empresa con acciones para la mejora de la empleabilidad de las personas en riesgo de exclusión.

De la misma forma, pretende ampliar conjuntamente con las empresas las oportunidades de contratación de estas personas; y sensibilizar al sector empresarial sobre la igualdad, la no discriminación y la promoción de mercados inclusivos.

La Asociación de Hoteles y Alojamientos Turísticos de Murcia (Ashomur) representa un "claro ejemplo" de sector comprometido, según Luna. Aunque todos sus afiliados ya colaboran con Plan de Empleo de Cruz Roja, han querido dar una paso más a su responsabilidad social adquiriendo nuevos compromisos sin dejar de lado los adquiridos anteriormente.

En este sentido, la presidenta de la Asociación de Hoteles y Alojamientos en la Región de Murcia, Carmen Ayala, ha señalado la necesidad de establecer alianzas para mejorar la empleabilidad y la contratación, así como para "multiplicar paternariados" de esas personas que están en riesgo de exclusión.

Ayala ha señalado que el 30 por ciento de las cerca de 600 personas que desarrollaron un programa de formación en Ashomur en 2015 obtuvo un empleo. De cara a 2016, Ashomur quiere ser un poco más "agresiva" y aumentar este porcentaje, para lo que va a trabajar retos de empleabilidad, intentando dar prioridad a las contrataciones de las personas que están incluidas en los itinerarios.

Ashomur suele formar a los participantes en profesiones como camareros de piso, restauración, cocineros, ayudantes de cocina, friegaplatos, ayudantes de mantenimiento u operarios de formación más básica y de apoyo. Asimismo, la Asociación se propone ahora trabajar en el ámbito de la recepción, ayudantes y mozos.

Confianza de los financiadores

Marín ha recordado que Cruz Roja lleva 15 años desarrollando proyectos de empleo y "dando buenos resultados" gracias a los financiadores, que son los que "mantienen los programas en un 80 por ciento". Precisamente, son esos financiadores y su confianza los que han permitido duplicar el presupuesto para 2016.

Específicamente, este Plan de Empleo ha estado financiado fundamentalmente por el programa operativo 'Lucha contra la discriminación' 2007-2013 del Fondo Social Europeo y del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En referencia a financiaciones de la administración autonómica, Cruz Roja colabora con la Consejería de Desarrollo económico, Turismo y Empleo a través del SEF, y con la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades a través del IMAS, y han depositado en la institución la confianza para ampliar la oferta de proyectos de empleo regionales.

Consulta aquí más noticias de Murcia.