La portavoz del PP en el Parlamento andaluz, Carmen Crespo, ha anunciado este martes que el partido va a iniciar una recogida de firmas el próximo viernes en Almería para instar a la Junta a bonificar hasta el 99% el Impuesto de Sucesiones y Donaciones ya que, según ha dicho, es un "agravio comparativo y una discriminación a las familias almerienses y andaluzas respecto a las de otras comunidades autónomas".

El objetivo fijado por el PP-A para esta campaña de recogida de firma es alcanzar las 200.000, así como contar con el respaldo de muchas asociaciones y de la mayoría de los andaluces y almerienses que, voten a quien voten, están cansados de "pagar impuestos" y ven "injusto" tener que pagar por los bienes por los que sus familiares ya han tributado.

Crespo ha señalado que el PP presentará en el Parlamento andaluz una nueva Proposición de Ley, así como otras iniciativas para la bonificación progresiva de este impuesto hasta conseguir el 99% en el año 2018.

"Los andaluces somos los que finalmente pagamos la mala gestión del socialismo y somos los españoles que más impuestos pagamos, lo que genera pobreza, paro y éxodo fiscal de contribuyentes que se censan en otras comunidades con menos impuestos", ha manifestado.

En esta línea, ha explicado que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Andalucía es "el más caro" de todas las comunidades autónomas y que en el año 2014 "cerca de seis mil familias renunciaron a su herencia, a lo que se suma que cerca de ocho mil andaluces se censan cada año en la Comunidad de Madrid por motivos fiscales".

"Es injusto que unos hijos tengan que pagar un impuesto por heredar de sus padres una vivienda o unas tierras que han comprado con el trabajo y el esfuerzo de toda una vida", señala.

Por otra parte, Crespo ha asegurado que el PP-A "es el único partido" que ha presentado una reforma fiscal "completa y realista" con las necesidades de ingresos en Andalucía.

Al hilo de esto, ha trasladado que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones genera unos ingresos de 345 millones de euros de los más de 13.000 millones de ingresos totales, lo que refleja que "no es el sostén de los ingresos de Andalucía ni va a romper el equilibrio de las cuentas públicas, sino que se trata de una cuestión de intencionalidad política".

"positiva" para la agricultura

Crespo ha indicado que en Almería la bonificación de este impuesto sería "muy positiva" para la agricultura, ya que actualmente el 55% de las explotaciones agrarias tienen al frente a personas que superan los 55 años, y el 31% son mayores de 65 años, lo que significa que uno de cada tres agricultores ha superado ya la edad de jubilación

"Necesitamos urgentemente la incorporación de jóvenes para que la agricultura tenga más posibilidades", ha trasladado para explicar que la bonificación del Impuesto de Sucesiones y Donaciones supondría un "enorme beneficio" para los agricultores que sólo pagarían el 1% por las herencias de la tierra a sus hijos ya que se bonificaría el 33% en 2016, el 66% en 2017 y el 99% en 2018.

La parlamentaria popular ha explicado que, mientras que en nuestra comunidad un agricultor con una parcela valorada en 200.000 euros tiene que pagar por este impuesto 28.250 euros, "en Extremadura por el mismo bien un agricultor paga 18 veces menos porque se bonifica el 95%, lo que supone 1.587 euros y en Madrid, que se bonifica el 99% se paga 282 euros, 100 veces menos, y eso es lo que nosotros pretendemos para Andalucía". "Así equipararemos la fiscalidad de Andalucía y Almería al resto de comunidades autónomas agrícolas", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Almería.