El Sindicato de Enfermería (Satse) de Andalucía ha aplaudido la medida aprobada este martes por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía por la que insta al Gobierno central la derogación del Real Decreto que regula la prescripción enfermera, una decisión que "comparten y apoyan" desde CCOO.

En un comunicado, Satse recuerda que, desde la publicación del Real Decreto el pasado 23 de diciembre de 2015, lleva solicitando la adopción de medidas legales por parte de la Junta al igual que ya han hecho comunidades como Cataluña, País Vasco, Baleares, Cantabria o Extremadura y el propio sindicato ante el Tribunal Supremo (TS).

El Gobierno andaluz ha acordado requerir al Gobierno de la Nación la derogación de varios artículos y apartados del Real Decreto 954/2015, que regula la indicación, uso y autorización de dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de los profesionales de enfermería.

En concreto, se trata de los artículos 1.1.c), 2.2, 3.2, 8.1, 10; los apartados 1 y 3 de la disposición transitoria única; los apartados 2 y 4 de la disposición final cuarta y el Anexo II, al considerarse desde el Gobierno andaluz que existe doctrina constitucional suficiente para afirmar que el Estado está conculcando atribuciones que las comunidades autónomas tienen reconocidas.

Además, en el caso de que el Gobierno central no atienda a la petición planteada en el plazo legal establecido de un mes, la Junta de Andalucía ha anunciado que planteará el correspondiente conflicto positivo de competencias ante el Tribunal Constitucional (TC).

Para Satse, el Ministerio de Sanidad "traicionó y engañó" a la profesión enfermera "al modificar, en el último momento, el texto del Real Decreto de prescripción enfermera que había acordado con la Mesa de la Profesión Enfermera para aprobar y publicar finalmente una normativa que deteriora la calidad asistencial que se ofrece a los ciudadanos y que en poco tiempo ha generado un caos en los servicios de salud".

Pide respaldar con instrucciones claras la cobertura legal

Una vez que el Gobierno andaluz ha dado el paso de solicitar la derogación de la norma estatal, y ya que la propia Junta sigue manteniendo que su normativa autonómica en la materia está plenamente vigente, Satse considera que, desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS), el siguiente paso debe ser la emisión de unas instrucciones individualizadas que garanticen de forma clara la cobertura legal de los profesionales, "asumiendo la propia Administración todas las responsabilidades derivadas de obligar a los enfermeros a actuar en contra de los dictados del Real Decreto estatal".

Por su parte, el secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Andalucía, Humberto Muñoz, ha afirmado en declaraciones a Europa Press que "comparten y apoyan" esta actuación, ya que desde que "empezó este conflicto veníamos demandando al Gobierno andaluz una actitud más firme frente a la norma estatal que siempre habíamos considerado una agresión", asegura.

En este sentido, ha recordado que CCOO junto a UGT y CSIF habían presentado una demanda ante el Tribunal Supremo "argumentando unas cosas distintas pero complementarias a las del Gobierno andaluz", como "la falta de acuerdo en el Consejo Interterritorial o que se había conculcado el derecho a la negociación colectiva al no haber pasado ese decreto por el ámbito de negociación colectiva del Ministerio de Sanidad".

Por tanto, desde CCOO insisten en su satisfacción por que el Gobierno andaluz "dé un paso al frente y defienda a los enfermeros andaluces", al tiempo que señalan que comparten los argumentos de que se invaden competencias y legislación autonómica. Además, defiende la práctica que "está regulada aquí desde 2009 y que no ha creado ni un solo problema, mientras este Real Decreto ha venido a ponerlo todo patas arriba", porque "es un despropósito", manifiesta.

Además, Muñoz ha querido defender las competencias del Estatuto de Autonomía y cómo se han hecho en Andalucía las cosas, que, a su juicio, "no se han hecho a la ligera". "Los enfermeros recetan productos propios de su actividad diaria, en colaboración con los médicos, sin ningún problema entre ambos estamentos, y esto ha sido muy beneficioso para los ciudadanos", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.