El temporal de viento y lluvia que azota este martes a Galicia ha afectado a siete servicios ferroviarios, seis en la línea entre Vigo y Ourense y uno en la provincia de Lugo, como consecuencia de la caída de dos árboles, uno de los cuales ha cortado la vía de tren.

Tal y como ha comunicado Renfe, los cortes han afectado hasta las 13,00 horas a un total de cuatro servicios comerciales de larga distancia y a tres trenes de media distancia, que han sufrido diversos retrasos. En los lugares afectados se encuentran efectivos de Adif, trabajando para reparar los daños.

En concreto, la línea Vigo-Ourense permanece cortada desde las 8,14 horas de este martes tras la caída de un árbol entre Arbo y Frieira (Pontevedra), si bien fuentes de Renfe han indicado a Europa Press que se espera que la situación vuelva a la normalidad a las 16,30 horas.

Según estas fuentes, fue un tren de media distancia entre Vigo y Ponferrada el que se encontró con que un árbol había caído encima de la catenaria, haciendo que el tren quedase detenido. Los pasajeros fueron trasladados en taxis hasta Ourense, donde cogieron otro tren con destino a Ponferrada.

Plan por carretera

Ante lo ocurrido, Renfe ha desplegado un Plan Alternativo de Transporte por carretera, por el que los viajeros del Intercity Vigo-País Vasco fueron llevados por carretera desde Vigo a Ourense para que continuasen su viaje en tren, y además ha desviado por Santiago dos trenes Alvia entre Pontevedra y Madrid.

Por otro lado, como consecuencia de la caída del segundo árbol, que no llegó a cortar la vía, los viajeros del tren-hotel Madrid-Ferrol también han tenido que trasbordar en la estación de Rábade (Lugo) a un tren de media distancia. En este tramo no se han visto afectados más trenes.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.