Asimismo, respecto a los procedimientos abiertos ha indicado que cuando hay "visos" de que pueda haber "hechos delictivos" se tienen que "investigar", respetando "la presunción de inocencia" porque las personas imputados han de ser "investigadas", juzgadas y luego condenadas o no y "nunca se sabe lo que va a pasar".

Montabes se ha pronunciado de este modo en los pasillos de las Corts Valencianes, a las que ha acudido esta jornada para comparecer ante la Comisión de Coordinación, Organización y Régimen de las Instituciones de la Generalitat, en la que ha presentado la Memoria de su departamento de 2014.

Preguntado por la "intensidad" con la que se ha iniciado 2016 en las dependencias judiciales de la Comunitat Valenciana, en alusión a las causas abiertas por casos de corrupción y a las comparecencias tras llevarse a cabo la 'Operación Taula' derivada del caso Imelsa, el fiscal superior ha indicado que "la intensidad significa que el Estado de Derecho funciona" y "que la justicia funciona".

"Es verdad que tenemos momentos convulsos, eso demuestra que está funcionando la justicia. Para eso estamos y ésa es nuestra misión", ha señalado Antonio Montabes refiriéndose también al papel de los fiscales en estos procesos.

A este respecto, ha dicho que los representantes del Ministerio Público están "para cumplir" su "obligación, sujetos a principios de unidad de actuación y de dependencia jerarquía pero actuando bajo principios de legalidad e imparcialidad".

"En los temas en los que hay visos de hechos delictivos se ha de investigar, respetando la presunción inocencia. Estas personas tendrán que ser investigadas, luego habrá un juicio y habrá quien sea condenado o absuelto. Nunca se sabe lo que va a pasar", ha resaltado.

AFORAMIENTOS

Por otro lado, durante su comparecencia en la Comisión de Coordinación, Organización y Régimen de las Instituciones de la Generalitat ha apuntado, preguntado por el aumento de causas contra aforados que hay que tener en cuenta que "la mayoría" no se refiere a cargos políticos sino a "jueces y fiscales" que son denunciados "por cualquier resolución o decisión" que adoptan y que a los afectados no les gusta.

Así, Antonio Montabes ha expuesto que aunque hablar de aforados y aforamientos "son temas candentes" que "a todos interesan" hay que tener en cuenta que las "denuncias y querellas que se reciben en el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) " no afectan tanto a "diputados o consellers" porque "la mayoría se refieren a jueces y fiscales a los que denuncian por cualquier resolución, por cualquier decisión" que adoptan como una custodia compartida, la negación de un permiso penitenciario o una condena.

Tras ello, el fiscal superior del TSJCV se ha mostrado "a favor de mantener el aforamiento para jueces y fiscales" por ser "muy necesarios para la carrera fiscal y judicial". Asimismo, ha comentado, como recoge la memoria que ha presentado, que de los 70 procedimientos penales contra aforados registrados en 2014 "sólo fue incoada una diligencia previa por una ciudadana contra una diputada autonómica -Elisa Alperi, del PP— por un delito de lesiones", tras lo que ha destacado que esta diputada "fue absuelta".

Juicios paralelos

Por otra parte, preguntado también durante su comparecencia en la comisión parlamentaria por los mecanismos de lucha contra la corrupción, el fiscal superior se ha referido a la falta de personal -como ha hecho en otros momentos de su intervención al presentar la memoria_y ha dicho que éste se necesita "siempre".

Del mismo modo, ha mencionado los "juicios paralelos" que se hacen "en la prensa" cuando hay una causa abierta y ha mostrado su sorpresa por la filtración de información. "Todo el mundo lo sabe. Yo no lo entiendo, me hago cruces. No sé de dónde viene eso", ha planteado al respecto.

Consulta aquí más noticias de Valencia.