El 73,8 por ciento autónomos cántabros considera que la situación económica mejoró a lo largo de 2015 y cree que continuará a lo largo de este año, aunque la "incertidumbre" sobre el nuevo Gobierno y políticas que se pondrán en marcha se refleja en la expectativas de generación de empleo entre este colectivo.

Este es uno de los principales datos del Barómetro de Cantabria, elaborado por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA a través de las encuestas a 1.041 autónomos sobre el cierre de 2015 y las expectativas para este año.

La presidenta de ATA en Cantabria, Ana Cabrero, ha presentado este martes en una rueda de prensa los datos del barómetro acompañada por el presidente nacional, Lorenzo Amor, y los presidentes de los colegios profesionales de Economistas y Consultores de la región, Luis Fernando García y Luis Marina, con quienes la asociación ha firmado sendos convenios de colaboración.

Cabrero ha destacado el "optimismo" presente entre el colectivo, en el que el 73,8% cree que la situación ha mejorado y continuará haciéndolo, aunque ha indicado que un 25,5% cree que habrá que esperar a 2017 para hablar de una recuperación real de la economía española.

Cuestionados por las previsiones para su propio negocio, Cabrero ha ensalzado que las respuestas siguen siendo positivas, "síntoma de que el ánimo de nuestro colectivo está cambiando y ven posible la consolidación de la recuperación".

Así, ocho de cada diez autónomos cántabros encuestados desde ATA (el 80,7%) confía en que su negocio no empeorará en 2016. Además, de ese 80,7%, el 41,8% incluso espera resultados mucho más positivos que los obtenidos hasta la fecha.

Únicamente el 13,7% de los autónomos de Cantabria encuestados por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA se muestran poco esperanzados en cuanto a la mejoría de su actividad y consideran que la actividad de su negocio empeorará a lo largo del próximo año.

CASI 50%

Cree que 2015

Fue un buen año

Atendiendo a la valoración que hacen los autónomos de Cantabria de 2015, cabe destacar que uno de cada dos de los autónomos encuestados (el 49,6%) hace un balance positivo de la situación económica de su negocio en el conjunto de 2015, que califican de "buen año".

Por el contrario, el 29,5% de los autónomos manifiestan que 2015 ha sido un año complicado y califican la situación de su negocio de forma negativa, porcentaje similar ya a los registros de antes de la crisis, cuando siempre había en torno al 25% de autónomos que contestaban que su negocio no funcionaba bien. Mientras, un 18,6% manifiestan que su actividad económica se ha mantenido similar a la del año anterior.

Con relación a ese 49,6% (516 respuestas del total) que indica que la actividad económica de su negocio mejoró en 2015, el 9,6% afirma que el crecimiento fue por encima del 21%; un 23,4% que ésta mejora ha sido entre un 11 y un 20% y el 55,3% habla de una mejora inferior al 10%.

Por otro lado, del 29,5% de autónomos cántabros que manifiesta que ha experimentado una disminución de sus ingresos a lo largo de 2015 como consecuencia de la actual situación económica, el 25,7% cifra dicha disminución en más de un 21%; el 39,5% entre el 11 y el 20% y uno de cada cuatro autónomos cántabros, el 25,9%, afirma que el volumen de negocio a lo largo de 2015 ha descendido menos de un 10%.

Como en barómetros anteriores, la caída de las ventas y la pérdida de actividad, es decir, la disminución del volumen de trabajo, ha sido para uno de cada dos autónomos (52,3%) la principal causa de la disminución de su negocio; el 15,1% cree que ha venido motivado por la morosidad, es decir, por los impagos de los clientes; y el 17,6% lo atribuye a la imposibilidad de acceder al crédito.

EMPLEO

De los 1.041 autónomos cántabros encuestados por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA, el 59,6% tiene trabajadores a su cargo. Frente a este porcentaje, el 38,8% ejerce su actividad en solitario, es decir, sin tener personal contratado.

De ese 59,6% de autónomos con trabajadores a su cargo en Cantabria, el 60,3% apunta que no está entre sus expectativas el prescindir de ninguno de ellos, frente al 21,9% que cree que se verá obligado a prescindir de alguno.

La presidenta de ATA en Cantabria ha apuntado que, en esta pregunta, "la incertidumbre y la inestabilidad política hace que un porcentaje muy elevado de autónomos, el 17,8%, dice no saber cual será el futuro o prefiere no manifestarse ante esta cuestión.

Además, a la hora de realizar un balance de las contrataciones realizadas por parte de los autónomos a lo largo de 2015, se comprueba cómo uno de cada tres autónomos cántabros encuestados (35,7%) ha creado empleo a lo largo de 2015 y manifiesta haber contratado al menos a un trabajador. Del mismo modo, el porcentaje de autónomos cántabros que manifiesta que no ha realizado ningún contrato es del 63,9%.

Según Cabrero, otro de los aspectos positivos que arroja la encuesta realizada desde el Observatorio del Trabajo Autónomo es el hecho que uno de cada tres autónomos cántabros (33,8%) se muestra optimista y considera que va a necesitar ampliar su plantilla y contratar a nuevos trabajadores a lo largo del próximo año.

Mejora la financiación

A pesar de que la financiación sigue siendo una de las asignaturas pendientes para el colectivo, ATA ha destacado que "continúa la tendencia de las anteriores encuestas y nos encontramos con datos más positivos, síntoma de que poco a poco la situación va cambiando".

Así, las respuestas de los autónomos muestran cómo solamente tres de cada diez autónomos de Cantabria (32,6%) manifiesta haber acudido a una entidad financiera en 2015 en busca de financiación. Por el contrario, dos de cada tres de los autónomos, el 66,9%, manifiestan no haber visitado ninguna entidad crediticia en el año que acaba de finalizar.

En cuanto a las respuestas obtenidas por parte de las entidades financieras "se nota una mejora en cuanto al acceso al crédito": al 55,8% de los autónomos cántabros que acudieron a solicitar financiación ésta les fue concedida. Por el contrario, al 37,5% de los autónomos cántabros se la denegaron.

EL 43,1%

Afectados por la morosidad

Además del crédito, la morosidad, tanto pública como privada, sigue siendo "uno de los grandes problemas a los que diariamente tiene que hacer frente el colectivo de autónomos en Cantabria".

Tal y como ocurría con la financiación, poco a poco los datos relativos a la morosidad se van reduciendo. A pesar de esto, aún el 43,1% de los autónomos cántabros afirma verse afectado por la morosidad, ya sea pública o privada. Por su parte, el 53,8% de los autónomos afirma no padecer morosidad en su negocio.

Los datos obtenidos en este barómetro ponen de manifiesto cómo el 24,7% de los autónomos que padecen morosidad tarda más de seis meses en hacer efectivo el cobro de sus facturas. De ellos, el 7,6% afirma tardar más de un año en cobrar sus facturas. El 43,2% de los autónomos cántabros que manifiesta tener morosidad cobra sus facturas en un periodo de entre 60 y 90 días y el 23,4% lo hace entre 91 y 180 días.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.