El índice de evolución delincuencial volvió a experimentar una bajada en 2015 por cuarto año consecutivo en Andalucía, con una disminución del 4,4 por ciento de las infracciones penales respecto a 2014, según los datos facilitados este martes por el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

En rueda de prensa, Sanz, acompañado por el general de la IV Zona de la Guardia Civil, Laurentino Ceña, y por el jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, Francisco Perea, ha destacado que "vivimos en un país mucho más seguro hoy que en 2011" y ha felicitado a los integrantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por "el esfuerzo realizado en materia de investigación y prevención" y por "los buenos resultados obtenidos".

Sanz ha subrayado que los datos de criminalidad correspondientes al 2015 confirman "una bajada generalizada de la criminalidad tanto en el conjunto del año como durante la legislatura" y demuestran que "el modelo de seguridad sobre el que trabajado el Ministerio del Interior durante los últimos cuatro años da buenos resultados".

Así, ha concretado que el total de infracciones penales, los delitos más las faltas, se redujo en el último año un 4,4 por ciento en Andalucía, pasando desde las 352.221 registradas en diciembre de 2014 hasta las 337.137 contabilizadas en 2015.

El delegado ha destacado, además, que este ha sido el cuarto año consecutivo en el que se registra una bajada de las infracciones penales, con un descenso global del 17,18 por ciento en el conjunto de la legislatura, lo que hace, "que Andalucía se perciba en el exterior como un lugar seguro, con bajos índices de criminalidad".

En consecuencia con esta disminución de las infracciones penales, la tasa de criminalidad también ha alcanzado "su cota histórica más baja" desde 2004 en Andalucía, cuando se empezó a registrar la estadística, situándose en diciembre de 2015 en 40,1 delitos y faltas por cada mil habitantes. Es decir, 1,8 puntos por debajo de 2014 y con un descenso de 8,2 puntos respecto a 2011.

Sanz ha afirmado que "el alto grado de seguridad ciudadana es uno de los aspectos que más han contribuido a aumentar el grado de satisfacción de los turistas internacionales que visitan nuestro país".

Ejes del modelo de seguridad

Todo ello induce a pensar, a juicio del delegado, que "el modelo de seguridad sobre el que ha trabajado el Ministerio del Interior" durante la pasada legislatura, basado en cinco ejes, "funciona y está dando buenos resultados".

Sanz se ha referido a la preparación y ejecución de planes operativos dirigidos a frenar y disminuir tipologías delictivas específicas, entre los que ha destacado el Plan contra el robo en viviendas, puesto en marcha en diciembre de 2012, y que ha dado como resultado entre 2013 y 2015 disminuyeran un 19 por ciento de los robos con fuerza en domicilio.

Igualmente, desde el despliegue de los equipos ROCA contra los robos en el campo, en septiembre de 2013, "se ha experimentado una bajada del 29 por ciento en las infracciones penales registradas en explotaciones agrícolas y ganaderas de Andalucía".

De otro lado, ha destacado que se han reducido en un 5,8 por ciento los homicidios y asesinatos consumados en Andalucía, mientras que los delitos contra el patrimonio han sido los más numerosos en el 2015.

Así las cosas, la sustracción a vehículos con motor ha sido el único delito que ha aumentado en 2015 respecto a 2014, pasando de los 8.312 vehículos sustraídos en 2014 a los 9.045 en el pasado año.

Según ha explicado el delegado, los otros cuatro ejes del modelo de seguridad han sido, junto a los planes específicos, el uso racional de los medios existentes, "que pone de relieve la eficiencia con la que se han empleado"; "la profesionalidad" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que figuran "entre las instituciones más valoradas por nuestros ciudadanos"; el constante análisis de la realidad criminal y la prevención y anticipación delictiva.

Provincia de sevilla

Por lo que respecta a la provincia de Sevilla, Sanz ha destacado que las infracciones penales se redujeron en 2015 un 6 por ciento, pasando de los 87.384 delitos y faltas registrados en 2014 a los 82.146 del año pasado.

La tasa de criminalidad se situó en 42,3 infracciones penales por mil habitantes, lo que supone 2,7 puntos menos que en 2014 y 5,7 puntos por debajo de la registrada al comienzo de la legislatura.

Destaca en la provincia de Sevilla la disminución de los robos con fuerza en los domicilios, en un 9 por ciento, y de los delitos de tráfico de drogas, con una bajada del 17,7 por ciento respecto al 2014; así como la bajada de los robos en el campo en la provincia de Sevilla, con una disminución del 27,6 por ciento respecto a 2014.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.