La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha explicado este martes que el Ejecutivo balear quiere llevar las canalizaciones al Llevant de Mallorca "porque no tiene lógica que las tres desaladoras" estén a un lado de la isla "y al otro no podamos llegar".

Así lo ha indicado en respuesta a una pregunta parlamentaria, donde ha explicado que el Govern ha encontrado las desaladoras "a veces mal conectadas y, a veces, no conectadas y esto no garantiza el suministro de agua".

La líder del Ejecutivo, quien ha esperado que pronto haya un Gobierno central que entienda que las Islas necesitan inversiones extraordinarias, ha dicho que "sería lógico hacer una gestión del agua más razonable" y que se prioricen las infraestructuras hidráulicas "porque no podemos decir que somos una destinación turística de primer nivel cuando tenemos esta situación y la sufrimos".

Por ello, ha considerado que se debe "hacer un planteamiento diferente desde el Govern, los Consells y otras administraciones". En este sentido, ha recordado que el Ejecutivo balear invertirá 12,7 millones de euros "en infraestructuras para tener agua en condiciones" y mitigar la situación de los agricultores y ganaderos, "que sufren la sequía en sus carnes".

Armengol ha dicho que el precio del agua "es uno de los hándicaps" que tiene la comunidad y ha explicado algunas de las iniciativas que se deben llevar a cabo, como la conexión de la desaladora de Santa Eulària.

El agua, ha dicho la presidenta, es "un recurso natural escaso" y, por este motivo, se debe hacer una "buena gestión" ante la situación "complicada" que han encontrado. "No es culpa del Govern que no llueva pero hay que resolver una situación que agrava la situación de partida. Donde llega el sistema Nauta podemos garantizar el suministro de agua, donde no llega no lo podemos garantizar", ha declarado.

En concreto, en Mallorca está conectada sa Costera, sa Marineta y las desaladoras de Palma, Andratx y Alcúdia, si bien "en Palma hay tres líneas paradas que costará ponerlas en marcha". Según ha declarado, hay una "sobreexplotación de acüíferos y en Menorca la desaladora de Ciutadella no está conectada". En Ibiza está la desaladora de Vila y Sant Antoni con las que se hacen interconexiones, así como la de Santa Eulària, que "no está conectada y nosotros queremos conectar".

Así se ha pronunciado la presidenta al ser preguntada por esta materia por el portavoz del PI, Jaume Font, quien ha considerado que se debería "recuperar el convenio de Narbona de 2005 y 2006", así como "unificar un solo precio de agua".

Pobreza energética

Por otro lado, Armengol ha sido preguntada por la situación de pobreza energética de la comunidad, una intervención que ha comenzado lamentando el fallecimiento de un padre y un hijo en Binissalem hace unos días.

La presidenta ha asegurado que la forma de hacer política de su Govern consiste en "rescatar a los ciudadanos y preocuparse por los más débiles". Además, ha recordado que la medida más importante que han aprobado en este sentido es la ley de renta social garantizada.

En cuanto a la pobreza energética, ha indicado que el pasado 19 de enero se reunió la mesa de pobreza energética en la que se plantearon soluciones conjuntas entre diferentes instituciones y se creó el fondo para el rescate de la pobreza energética, un fondo que se irá incrementando, y se habla con las eléctricas sobre la posibilidad establecer una moratoria a quienes no puedan pagar el recibo de la luz.

"El Govern no está de manos cruzadas, ha establecido líneas de trabajo que creo que darán su resultado", ha declarado la presidenta antes de considerar que el bono social "es injusto" porque "no va por la renta de las personas que lo reciben".