La diputada del PP, Ana Marín, ha rechazado este martes el proyecto de ley de creación de la renta social básica por considerar que la renta de inclusión y la complementaria —que contempla— equivalen a ayudas de "beneficencia" y no contribuyen a insertar a las personas desfavorecidas, que necesitan trabajo. Ha opinado que es "una chapuza".

En rueda de prensa, la parlamentaria popular ha asegurado que del proyecto de ley registrado en las Cortes "no se desprende ninguna medida que contenga políticas de inserción", sino que la finalidad es "en muchos casos la beneficencia".

A su juicio, la renta de inclusión y protección social, que se destinará al colectivo que actualmente cobra el Ingreso Aragonés de Inserción (IAI) "no aporta nada" y solo es "un reflejo" del IAI, excepto la voluntariedad de los acuerdos de inclusión, una novedad que sirve para "destrozar la finalidad de este tipo de rentas y romper con la inserción".

Marín ha echado de menos que la nueva ley mantenga los planes de inserción, subrayando que "las personas desfavorecidas no necesitan rentas para quedarse en la misma situación en la que están".

Respecto a la renta complementaria, que se añadirá a los ingresos del trabajo, la diputada del PP ha dicho que "desincentivará la inserción laboral y contribuirá a aumentar la precariedad" laboral, insistiendo en que los beneficiarios "necesitan medidas que ayuden a encontrar empleo" y salarios "dignos", no "medidas cortoplacistas".

Los objetivos de la Ley de Renta Básica deberían ser "que todos los aragoneses sin empleo o en exclusión tengan la oportunidad y capacidad de mejorar su calidad de vida", ha considerado.

Sin memoria económica

Ana Marín ha hecho hincapié en que el proyecto de ley carece de memoria económica y se ha preguntado si el Gobierno de Aragón subirá los impuestos o "si va a suponer una merma en las políticas educativas, sanitarias o la inversión".

La diputada ha apostado por "continuar con las políticas para crear empleo" porque lo que quieren las personas desfavorecidas es "insertarse en la sociedad".

Ha puntualizado que el PP no está en contra de que se dé una renta de inserción, recordando que "el anterior Gobierno puso medidas, se subió bastante la cuantía —del IAI—, pero junto a las medidas económicas tiene que haber medidas sociales que contribuyan a que estas personas salgan de esta situación".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.