La oficina del S. XXI, sana y sostenible

En el trabajo: Optimización de recursos, innovación y nuevas tecnologías, claves para la construcción de los edificios del futuro.
¿Cómo debe ser la oficina del futuro? Hace apenas diez años hablar de ideoconferencias, líneas de alta velocidad o el, tan habitual, correo electrónico, parecía ciencia-ficción. Hoy, estas herramientas se han son imprescindibles para nuestro trabajo diario, pero quedan algunas asignaturas por revisar, en especial en la construcción de los edificios.

Un trabajo verde

Cada vez pasamos más horas en el trabajo, en edificios que no siempre están muy bien de salud, con sistemas de calefacción y refrigeración anticuados y que afectan nuestro bienestar y dañan el medio ambiente.

Este año, dentro del área Inmofutura, el Consejo de Construcción Verde presenta la oficina del siglo xxi, donde se dan las pautas para crear espacio de trabajo sostenibles: la oficina del futuro debe tener en cuenta la eficiencia energética y el consumo de agua, además de permitir reducir los costes de construcción y mantenimiento y su incidencia en el medio ambiente.

Otro aspecto destacado es el de cuidar la salud y el bienestar de las personas que trabajen en ella.

La certificación Leed

Para garantizar estos criterios se ha instaurado el certificado Leed, una garantía de edificación internacional que avala la calidad de la edificación.

En Sima se ha levantado una oficina ejemplar, para cuya construcción se utilizarán cubiertas vegetadas, climatización por desplazamiento de aire y sensores de CO2, pinturas atérmicas, sistemas de recogida de aguas pluviales para el riego y la alimentación de los sanitarios y aparatos de fontanería que ahorran agua y ventilación cruzada en verano.

Lugares pioneros

Ya existe una construcción que ha sido la primera en España y Europa en conseguir la certificación Leed: el edifico Alvento, en Madrid. Este parque empresarial ahorra más de un 30% anual en energía, un 56% en agua y un 70% de ahorro en agua de riego. Merece la pena.

La sede de Sanitas en España ha servido de laboratorio de pruebas para que el Consejo de Construcción Verde adapte la normativa Leed al mercado español. «Actualmente posee unas condiciones de calidad ambiental interior óptimas para los empleados que trabajan en él y ahorra más de un 60% de energía al año», declara Aurelio Ramírez, presidente del Consejo.

En el mundo existen más de 1.700 edificios que están en trámite de conseguir la certificación. El futuro llegará cuando la industria de productos y materiales sostenibles para la construcción dé un paso más y se acerque a la realidad de una demanda incipiente.

Precios en barrera

Mientras el precio de las viviendas sigue subiendo, el mercado de oficinas en España ha sufrido, desde el año 2000, el impacto de la crisis de las empresas tecnológicas, los atentados del 11 de septiembre de 2001 y, en general, la mala marcha de la economía mundial. Las mayores caídas de precios las han sufrido las oficinas ubicadas en la periferia de Madrid, con un tremendo batacazo del 18,9%, y las de la zona central de Barcelona, que perdieron un 8,4% durante el 2004. Tampoco ha beneficiado el mayor valor del euro frente al dólar (desde los 85 centavos de dólar a 1,35 dólares), que ha incrementado el coste de la implantación de negocios en Europa. Por este motivo, las ciudades del viejo continente se han convertido en las más caras del mundo, con la city de Londres a la cabeza: sólo lo que ocupa una mesa de despacho cuesta unos 1.536 euros al año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento