Rajoy
El presidente del Gobierno español en funciones, Mariano Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en La Moncloa tras la reunión que ha mantenido con el rey Felipe VI EFE

Cruce de reproches. Después de que el líder del PSOE, Pedro Sánchez, recriminase este martes al presidente del PP, Mariano Rajoy, que se reúna con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, antes que con él, ahora son los populares quienes afean a Sánchez que  no sea capaz de cuadrar su agenda con la de quien es el presidente del Gobierno, aunque sea en funciones.

Rajoy aceptó este lunes la reunión que le había propuesto Sánchez en el marco de sus contactos previos al intento de investidura, pero debido a su agenda, no aceptó que sea el miércoles, como había ofrecido el líder socialista, y le planteó como alternativa un día entre el jueves y el domingo. Ante ello, esta mañana el PSOE ha reprochado a Rajoy que "se apresure" a reunirse antes con Rivera (tienen cerrada una entrevista el jueves), que con Sánchez, cuando el dirigente socialista es quien tiene el mandato de formar gobierno.

Fuentes del PP han contestado a esa reflexión subrayando que lo que les sorprende a ellos es que Sánchez no haya tenido ocasión aún de cuadrar su agenda con la de quien es el presidente del Gobierno."Parece que le cuesta mucho", han recalcado estas fuentes, que insisten en que siguen esperando a que los socialistas cierren una fecha y hora.

Además, recuerdan que la agenda de Rajoy está pendiente de que el PSOE proponga una fecha y no puede cerrar hasta entonces algunos compromisos como su asistencia a un acto del Partido Popular durante el fin de semana, así como otras reuniones que tiene previsto mantener.