La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (Concapa) ha asegurado que con la reducción progresiva en la partida presupuestaria para la educación concertada, acordada entre el PSOE y Podemos para sacar adelante los presupuestos del 2016 en Castilla-La Mancha, "se pretende avivar en la sociedad el odio hacia la educación concertada por su carácter confesional".

En nota de prensa, Concapa ha defendido que esta reducción de fondos "es la manera elegante de estrangular económicamente a los centros educativos sostenidos con estos fondos, que no solo son más rentables a las administraciones públicas —una plaza educativa en la pública le cuesta al estado el doble que en un centro de iniciativa social-concertado—, sino que suele ser más demandada por la calidad de sus proyectos educativos y la formación integral de la persona que persiguen".

Han lamentado que la reducción progresiva de la financiación pública de la educación concertada provocará que esos alumnos vayan a otros centros no demandados por ellos, vulnerándose así el artículo 27 de la Constitución "pues deja a las familias sin posibilidad de poder elegir el centro educativo que más se adapte a sus convicciones".

"Pretende avivar en la sociedad el odio hacia la educación concertada por su carácter confesional, en la gran mayoría de los casos y enfrentando a las familias y alumnos ante dos modelos distintos educativos que se complementan perfectamente y pueden coexistir y han coexistido hasta el momento sin ningún problema", han advertido desde Concapa.

De igual modo, desde la Confederación han criticado que mientras PSOE y Podemos aseguren que los presupuestos del 2016 "son los de la recuperación económica y social", no digan "que les da lo mismo dejar a miles de profesores en el paro, centro educativos cerrados, familias sin poder llevar a sus hijos a los centros educativos que deseen, cientos de personas y trabajadores del personal de administración y servicios en la calle".

Por último, han indicado que la educación concertada supone en Castilla-La Mancha tan solo el 18% del alumnado (a nivel nacional es alrededor del 30%) a pesar de que la demanda es superior, "es más barata, hay menos abandono escolar y los resultados académicos son mejores".

Consulta aquí más noticias de Toledo.