Al menos 10 personas han muerto y 108 se encuentran heridas, 18 de ellas en estado crítico, tras un choque de trenes de cercanías que ha tenido lugar este martes por la mañana en la región alemana de Baviera, al sur del país, según ha informado la policía alemana a primera hora. Se trata del peor accidente ferroviario de Alemania en los últimos cinco años y el más grave en el estado federado de Baviera desde 1975.

El accidente se produjo a las 6.48 hora local (la misma hora en la España peninsular), cerca de la localidad de Bad Aibling, en el estado federado de Baviera, y al lugar se dirigieron numerosos equipos de rescate con ambulancias y helicópteros para atender a los heridos y trasladar a los más graves a varios hospitales. Todos los vagones han sido desalojados.

El accidente se debió a un error humano, según el diario alemán Hannoversche Allgemeine Zeitung.

Dicho rotativo se remite a "fuentes fiables" de la investigación, aunque no especifica a quién correspondería la responsabilidad del siniestro, ocurrido al chocar frontalmente dos trenes de cercanías cerca de la localidad bávara de Bad Aibling.

Según precisó la radiotelevisión bávara Bayerischer Rundfunk (BR), los dos conductores se encuentran entre los fallecidos. La policía ya había señalado con anterioridad que era poco probable que hubieran sobrevivido a la colisión debido a la violencia del impacto.

Una persona sigue aún desaparecida, informaron fuentes policiales, al dar a conocer este nuevo balance de víctimas y mientras los equipos de rescate rastrean aún entre los restos de los trenes.

El choque se produjo al parecer en un tramo de una sola vía. "Dos trenes chocaron de frente. Hay alrededor de 100 heridos, decenas de personas gravemente heridas y varios muertos", dijo el portavoz de la policía de Bad Aibling.

Según el ministro de Transporte, Alexander Dobrindt, los comboyes pueden circular por ese tramo a una velocidad de unos 100 kilómetros por hora.

Las dos locomotoras se empotraron y varios vagones volcaron al descarrilar uno de los trenes "Meridian", operados por la compañía privada de ferrocarriles Bayerische Oberlandbahn (BOB). "El accidente ha sido una gran conmoción para nosotros. Estamos haciendo todo lo posible para ayudar a los viajeros, las familias y los empleados", ha señalado el director general de la empresa, Bernd Rosenbusch, a través de un comunicado.

En los trenes viajaban numerosas personas, la mayoría de ellas trabajadoras con destino Munich. Afortunadamente no había apenas menores ni estudiantes, según ha informado la policía, gracias que están de vacaciones por la celebración del carnaval.

El tráfico ferroviario está detenido y mientras tanto, la compañía de trenes ha puesto en marcha un servicio de autobús para cubrir las rutas afectadas.

El lugar es de difícil acceso, está acordonado y por el momento se desconocen las causas del accidente. No se descarta que pueda haber más víctimas.

Tanto la empresa como la policía bávara han abierto sendos teléfonos de emergencia para atender a los familiares.

"¿Qué salió mal?"

Sobre las 12.00 horas comenzó una rueda de prensa en el Ayuntamiento de Bad Aibling con el fin de facilitar un balance actualizado y más información detallada del accidente. En ella, el ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann ha expresado su conmoción sobre el suceso: "No sabemos si puede haber más muertos. Esto es realmente terrible".

"Es uno de los accidentes ferroviarios más grandes que ha habido en los últimos años en Alemania, y sobre todo aquí en Baviera. Nuestros pensamientos están con los afligidos y los familiares de los muertos y heridos", ha manifestado Herrmann.

No es apropiado especular sobre la causa de la colisión

En este momento, la atención de los heridos es la labor principal pero sobrevuela sobre la ciudad una cuestión que formuló el ministro: "¿Qué salió mal en la coordinación entre las distintas estaciones de inicio? Esto se tiene que ser determinar ahora con más detalle".

Habrá que esperar a la evaluación de las cajas negras de ambos comboyes para desvelar la incógnita del suceso porque "no es apropiado especular sobre la causa de la colisión".

En tanto, los servicios sanitarios han hecho un llamamiento a la población a donar sangre para cubrir las necesidades urgentes como consecuencia del accidente-