Varias asociaciones ecologistas unieron ayer sus voces en Cartagena en Defensa del Atún Rojo. Representantes de Ecologistas en Acción, Greenpeace, y la Asociación de Naturalistas del Sureste (Anse), denunciaron ayer en el Puerto de Cartagena la "pesca pirata e ilegal" del atún rojo que se realiza en el Mediterráneo.


La campaña 'Atún Rojo que no te borren del mapa' quiere mostrar la sobreexplotación que sufre esta especie, debido a la alta rentabilidad de la carne de este pez. En el mercado japonés se pagan altos precios por esta especie para cocinar sushi o sashimi.


Las tres organizaciones han puesto en marcha una campaña para alertar sobreexplotación de esta especie en el Mediterráneo, cuyas capturas han caído desde el año 2000 en un 85% según los informes científicos del organismo internacional que regula la pesca del atún rojo, debido a los problemas de colapso que sufre esta especie. Los grupos ecologistas exigen que la cuota máxima de capturas al año sea de 15.000 para hacer compatible la sostenibilidad de la especie, frente a las 30.000 que se realizan en la actualidad, que "amenazan su superviviencia".


La Región de Murcia acoge la principal industria del país de granjas de engorde. Desde el pasado mes de junio la pesca del atún rojo está sometida a un reglamento que aprobó la Unión Europea con medidas para recuperar esta especie, pero que a juicio de los ecologistas son `ineficaces', "parece que las capturas de este año se han quedado en la cota de 30.000 toneladas, pero esto no refleja el cumplimiento de las normas, sino más bien el colapso de la especie", asegura, Sebastián Losada, portavoz de Greenpeace.


Recomendaciones

Los ecologistas aseguran que esta especie está al borde del colapso tras una década de actividad, por lo que recomiendan:

  • Piden que se amplié la época de veda de mayo a julio para toda la flota mediterránea.
  • Que la talla mínima de capturas sea de 30 kilos para todos los animales.
  • La retirada de las ayudas comunitarias a las granjas de engorde de atún rojo.
  • evitar comer sushi y sashimi elaborado con atún rojo u otras especies en peligro de extinción.
  • Consumir pescado fresco capturado por los pescadores locales.
  • No adquirir pescado por debajo de la talla mínima.
CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE CARTAGENA