La mochila de Ylenia
La mochila de Ylenia Lenhard, la niña suiza desaparecida el 31 sw julio pasado. EFE

Las pruebas realizadas sobre los efectos personales de una niña suiza de 5 años desaparecida la semana pasada han hallado restos de ADN del ciudadano suizo Urs Hans Von Aesch, un sexagenario residente en España que fue encontrado muerto al día siguiente y que es el principal sospechoso del caso, ha informado la policía helvética.

"Debemos esperar lo peor", advirtió un portavoz de la policía del cantón de Saint Gallen, donde el pasado martes desapareció la pequeña Ylenia Lenhard en la localidad de Appenzell cuando se dirigía a la piscina municipal para recuperar un champú que había olvidado.

Los restos de ADN de Urs Hans Von Aesch, de 67 años, fueron encontrados en el casco de ciclista de la niña, en su mochila y en su patinete, señaló el portavoz ante la prensa.

Se suicidó de un disparo

El hombre fue encontrado muerto en la localidad de Oberburen (a unos 30 kilómetros de Appenzell). Al parecer se suicidó de un disparo en la cabeza al día siguiente de la desaparición de Ylenia, y cerca de su furgoneta blanca matriculada en España.

Todo apunta a que el secuestro fue premeditado
Las pruebas confirman que la pequeña fue introducida en la furgoneta, indicó la policía, que recordó que el vehículo fue visto antes de la desaparición de Ylenia en Appenzell, lo que demostraría que el secuestro estaba premeditado.

El principal sospechoso residía desde hace años en la localidad alicantina de Benimantell, aunque según la prensa suiza había regresado a su país hace algunas semanas y trataba de alquilar una vivienda.

Según informó la semana pasada la subdelegada del Gobierno en Alicante, Encarna Llinares, las fuerzas de seguridad españolas están participando en la búsqueda de la niña desaparecida, y la Guardia Civil incluso visitó la casa del suizo e interrogó a su mujer.

Posible testigo tiroteado

El mismo día en que fue encontrado muerto Von Aesch también fue hallado en grave estado en el bosque un hombre que había sido tiroteado. La policía cree que el secuestrador de la niña trató de deshacerse de un testigo, pero no se ha informado sobre si este hombre ya ha declarado.

Entretanto, a punto de cumplirse una semana de su desaparición, sigue sin hallarse a la pequeña Ylenia a pesar de la exhaustiva búsqueda por parte de decenas de policías, bomberos, militares y perros entrenados.