El Hospital Universitario 12 de Octubre de madrid ha iniciado las obras para la creación del primer banco de leche materna de la Península (en España hay otro en Baleare), que entrará en funcionamiento en el último trimestre del año en el Servicio de Neonatología del centro.

Con esta iniciativa, a la que se destinará un presupuesto de aproximadamente 115.000 euros, se pretende mejorar la asistencia que reciben los niños ingresados en el hospital, al atender sus necesidades nutricionales sin recurrir a fórmulas artificiales, informó el Ejecutivo regional en una nota.

Principales receptores

Los receptores de la leche de madre donada son principalmente niños muy prematuros, recién nacidos sometidos a intervenciones quirúrgicas, alérgicos o con intolerancia a la leche artificial, con deficiencias inmunológicas congénitas o adquiridas, con enfermedades infecciosas crónicas o con errores innatos del metabolismo, así como cualquier niño cuya madre no pueda amamantarle.

El banco de leche será responsable de la recolección, procesamiento, control de calidad y dispensación de la leche de forma totalmente gratuita.

Las madres donantes se seleccionarán para garantizar la seguridad de la leche
El Servicio de Neonatología del 12 de Octubre ha establecido un sencillo sistema de funcionamiento, en el que en primer lugar las madres donantes se seleccionarán para garantizar la seguridad de la leche.

La leche donada se recibirá en el hospital fresca si está recién extraída o preferiblemente congelada si se trae de casa. Cuando llegue al banco será etiquetada, en función de los días transcurridos tras el parto y la fecha de donación, a fin de que la que reciban los receptores sea lo más próxima a sus necesidades nutricionales e inmunológicas.

Después se someterá a un proceso de pasteurización, con el que se asegurará la eliminación de los agentes infecciosos, pero no se perderán las propiedades biológicas de la leche, realizando también controles microbiológicos para evaluar su seguridad, se congelará y almacenará hasta su distribución.

Para llevar a cabo todo el proceso se contará con congeladores de temperatura máxima y mínima, recipientes para el almacenamiento, pasteurizador, sacaleches manuales y eléctricos y material informático y de oficina para el etiquetado, los registros y la administración.