Alerta ganadera en Inglaterra
Un brote de fiebre aftosa ha levantado la alarma en las granjas del sur de Inglaterra. En la imagen, una vaca del condado de Surrey. EFE

Los expertos británicos están examinando si las recientes inundaciones registradas en el país han propiciado el brote de fiebre aftosa declarado en una granja inglesa, según ha informado este lunes la veterinaria asesora del Gobierno, Debby Reynolds.

En una rueda de prensa en Londres, Reynolds ha indicado que la investigación tiene en cuenta "todos los factores, incluidas las inundaciones".

Hay un interés en una zona particular de la granja que estuvo inundada

"Hay un interés en una zona particular de la granja que estuvo inundada y ése es uno de los aspectos que se están examinando", añadió la experta.

Sobre la inspección que llevan a cabo expertos de la Comisión de Salud y Seguridad (HSE, en sus siglas en inglés) en el laboratorio de Pirbright, identificado como el Gobierno como posible origen del brote, Reynolds ha dicho que la investigación estaba progresando "rápidamente" y que éstos tendrían listos sus informes iniciales "muy pronto".

Como parte del dispositivo de prevención, el Gobierno ha movilizado equipos de vacunación en el área afectada y ha ordenado 300.000 dosis de vacunas de esa variante específica.

"Querría enfatizar que esto no significa que se haya tomado una decisión sobre si se va a usar o no la vacunación. Es parte del plan actual de contingencia", ha afirmado Reynolds.

La producción de la vacuna se llevará a cabo en el laboratorio de Merial Animal Health, la farmacéutica que comparte con un centro público de investigación y diagnóstico animal el complejo de Pirbright.

Mientras tanto, la UE ha prohibido exportar carne y productos lácteos procedentes de todo el Reino Unido.