Tres colores: azul (1993)
Primera parte de la trilogía de Krzysztof Kieslowski. ARCHIVO

Con motivo del 20 aniversario del director y guionista polaco Krzysztof Kieslowski, la distribuidora Wanda —cuyo fundador, José María Morales, era amigo del cineasta— reestrenará el 11 de marzo la famosa trilogía Tres colores, compuesta por Azul, Blanco y Rojo. Después, la trilogía aparecerá en una edición especial en DVD.

Estas tres películas se centran en los ideales revolucionarios franceses. Azul es un complejo estudio psicológico sobre la libertad, Blanco es una comedia dramática centrada en la igualdad y Rojo gira en torno a la idea de la fraternidad.

El exterior mostraba a Kieslowski como una persona seria y distante, pero por dentro era muy sensible y tenía empatía

Cada título hace referencia a uno de los colres de la bandera francesa y la acción se desarrolla en diferentes ciudades del mundo: París (Francia), Varsovia (Polonia) y Ginebra (Suiza) respectivamente.

Krzysztof Kieslowski, que falleció cuando aún no había cumplido 55 años (en su momento de mayor reconocimiento), es uno de los cineastas europeos más destacados, con una obra que retrata la Polonia y la Europa de la segunda mitad del siglo XX a través del documental y la ficción.

"Pasé mucho tiempo con Kieslowski. Diecisiete años día a día para diecisiete películas. Era un trabajo jodidamente difícil. Supongo que ese fue uno de los motivos de su muerte demasiado temprana, su corazón ya no pudo más", explicaba el abogado Krzysztof Piesiewicz, amigo y socio de Kieslowski, en el pasado festival de San Sebastián.

"El exterior mostraba a Kieslowski como una persona seria, distante y tal vez poco agradecida, pero por dentro era una persona muy sensible y con mucha empatía", aseguraba el abogado.