El cabeza de lista al Parlamento por el PSN, Fernando Puras, ha anunciado este lunes su dimisión como parlamentario tras la decisión del PSOE de vetar la posibilidad de que los socialistas navarros alcanzaran un acuerdo de Gobierno con Nafarroa Bai

Puras deja atrás el liderazgo,junto con el secretario general del PSN, Carlos Chivite, de más de dos meses de negociaciones con el resto de fuerzas del Parlamento al frente de su partido, cuya Ejecutiva y Comité Regional apostaron por un Gobierno con NaBai e IUN, una posición que finalmente la dirección federal no autorizó.

En ese sentido, mostró sus disculpas a quienes le dieron su apoyo en las elecciones. "He intentado no frustrar sus ilusiones sino hacerlas realidad. No ha sido posible esta vez. Espero que con otra persona sea posible en un futuro próximo", auguró.


Deben resolverlo si no quieren dar lugar al nacimiento de alguna formación alternativa dentro de la órbita ideológica socialista

Puras había comunicado poco antes su decisión a la Comisión Ejecutiva regional, reunión a la que se incorporó una hora después de iniciada, y que abandonó para explicar los términos de su actuación a la prensa, ante la que agradeció la actitud mostrada hacia él por el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y por el secretario general del PSN, Carlos Chivite.

En ese sentido, recordó que es miembro del PNS-PSOE y, "como cualquier otro afiliado -señaló-, mientras mantenga esa condición debo respetar sus estatutos y las competencias que estos atribuyen a los diferentes órganos, me gusten más o me gusten menos las decisiones que adopten", por lo que "no caben actitudes de rebelión" contra las decisiones de los órganos competentes, subrayó.

"Por el contrario, defendió que es "posible trabajar y defender democráticamente ante dichos órganos la tesis que se entienda más procedente. Eso he hecho, pero cuando se produce la decisión no cabe sino acatarla o autoexcluirse", dijo para asegurar que alentar "desde fuera" del partido "o desde dentro" otro tipo de actitudes es "un despropósito condenado políticamente al fracaso".

Sí tuvo una advertencia al partido sobre el "desajuste" que en este caso ha supuesto la discrepancia entre el PSN y el PSOE, y al reconocer la "disciplina nacional" que rige en la formación dijo: "entiendo que deberá dictar medidas específicas y resolverlo internamente cuanto antes si no quiere dar lugar al nacimiento de alguna formación alternativa dentro de la órbita ideológica socialista".

La actuación del PSOE

En cuanto a la actuación en la negociación con NaBai e IUN, tras criticar que "se ha fabulado, manipulado y especulado demasiado al respecto", aseguró que "la dirección del PSN-PSOE no ha actuado forzada por las bases sino desde el análisis de la situación política y de la valoración de la misma".

También defendió como "radicalmente injusta la atribución al PSN-PSOE de toda la responsabilidad por la inviabilidad final del intento", al tiempo que aseguró respecto a su acercamiento a Nafarroa Bai que "ni el PSN-PSOE, ni su secretario general ni yo mismo somos filo-nacionalistas, como tampoco somos antinacionalistas".

Aprueban "acatar" la decisión de la Ejecutiva federal

La Ejecutiva regional del PSN ha aprobado este lunes, con 17 votos a favor, 2 en contra y una abstención, "acatar" la decisión de la Ejecutiva federal, que "no comparte", y "ordenar" a sus 12 parlamentarios que se abstengan en el pleno de investidura para que Miguel Sanz (UPN) sea elegido presidente del Gobierno foral.

El acuerdo de la Comisión Ejecutiva del PSN, reunida por la tarde y en la que se conoció la decisión del candidato socialista Fernando Puras de presentar su dimisión como parlamentario, recuerda que la decisión de la Ejecutiva Federal del pasado viernes entra dentro de las competencias de este órgano nacional, por lo que dicen "acatar" esta decisión que, sin embargo, insisten en que "no comparte" el órgano regional.

En ese sentido, traslada a los parlamentarios del Grupo Socialista el acuerdo y decide "ordenar que se abstengan en la segunda votación del proceso de investidura" de Miguel Sanz, abstención que, junto a los votos positivos de UPN y CDN, le dará la presidencia por necesitar tan sólo más votos a favor que los que previsiblemente en contra procederán de Nafarroa Bai e IUN.