El grupo de scouts desalojado esta madrugada de un campamento en los Llanos de Senarta, en Benasque, y el campamento de Juniors-Fraga, evacuado en el valle de Pineta, en Bielsa, por las tormentas, han dado por finalizada su estancia en el Pirineo tras las previsiones de lluvia y el estado en que ha quedado la zona.

El grupo de Scouts de los Llanos de Senarta, compuesto por 115 jóvenes de entre 14 y 17 años, procedentes de París, norte de Francia, Albacete y Santander, llevaba en la zona desde el pasado lunes, 30 de julio. Forman parte de la "Asociación Interdiocesana Scouts de Aragón MCS", que hoy parten hacía Villanúa (Huesca) para participar en la concentración "En defensa de la paz y el medio ambiente", organizada por el Movimiento Scout Católico de Aragón dentro del centenario del escultismo.

Según relató el director del campamento, Javier Izurzu, esta era su última noche de campamento, y ayer, cuando empezó "la fuerte lluvia", varias de sus tiendas se mojaron e inundaron al "no empapar el agua la tierra", motivo por el cual llamaron al Ayuntamiento de Benasque para solicitar entrar en una caseta que el Consistorio posee cerca de la zona de acampada.

Tras contactar con ellos, los bomberos de Benasque acudieron al lugar y, al ver el estado de las tiendas, aconsejaron a los responsables trasladarse al municipio y pernoctar en el polideportivo, lugar en el que les proporcionaron bebidas calientes, comida y mantas para dormir.

La mayoría de los integrantes del campamento, salvo dos monitores que se quedan para recoger el campamento, regresan hoy a sus hogares
Según informó, los chicos estaban bien, "unos más tranquilos y otros un poco más nerviosos", y solo dos chicas francesas tuvieron que pasar la noche en el centro de salud, donde fueron atendidas de una crisis nerviosa. Los campistas, que fueron evacuados en dos autobuses y un taxi, se marchan hoy a Villanúa tras recoger sus equipos en un ambiente que los menores han vivido con "euforia y aventura".

Según los bomberos de Benasque, en ningún momento se estableció "ningún nivel de emergencia", sino que las tiendas "no pudieron soportar el agua", ya que, por ejemplo, en la zona sí que quedaron más tiendas y autocaravanas.

Por otro lado, el grupo de Juniors Fraga, integrado por 114 niños de entre 9 y 17 años, y 16 monitores, fue evacuado a petición de sus responsables ante la imposibilidad de pernoctar en las tiendas de campaña, ya que aunque disponían de un pabellón donde alojarse, prefirieron solicitar ayuda por los más pequeños, explicóuno de sus responsables, Carlos Navarro.

Este grupo finalizaba su estancia en el Campamento Las Nieves, una zona de acampada de propiedad municipal, dentro de cinco días, si bien han optado por regresar a Fraga (Huesca), lugar de procedencia de los niños, debido a que el espacio ha quedado completamente embarrado, las tiendas muy mojadas, no disponen de agua al haberse roto la conducción y la previsión del tiempo es de lluvia.

Este campamento ya había repetido experiencia en el mismo lugar hacía cuatro años y aunque les llovió la cantidad de agua no fue hasta este límite, según relató Navarro, quien aseguró que tras la tormenta de ayer en el campamento había un "palmo de agua", por lo que consideró que "por muy bueno que fuera el material cualquiera se hubiera mojado".

Los jóvenes fueron trasladados hasta el pabellón municipal con una furgoneta del propio grupo, vehículos de la Guardia Civil y de vecinos de Bielsa que acudieron a auxiliarles, entre los que se encontraba el alcalde, Antonio Escalona.

La mayoría de los integrantes del campamento, salvo dos monitores que se quedan para recoger el campamento, regresan hoy a sus hogares, en parte "con pena" por tener que acabar antes de tiempo y por otro lado con la satisfacción de haber vivido una aventura sin consecuencias, precisó Navarro.

Fuentes del Ayuntamiento de Bielsa recordaron que este tipo de sucesos ocurren cada verano y atribuyó la necesidad de esta evacuación al tipo de material utilizado ya que "hay mucha gente acampada en el valle de Pineta y nadie ha solicitado ayuda", no obstante reconoció que ayer se produjo una tormenta importante "típica del verano" pero que provocó un apagón en el pueblo.

 

CONSULTA AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN DE HUESCA