La diputada del BNG Carme Adán, que junto a Tereixa Paz firma uno de los votos particulares que se ha presentado frente al texto 'oficial' que se debate en el proceso asambleario, ha considerado que es una "muy buena" noticia que haya prosperado el texto que han defendido y ha asegurado que se trata de "un primer paso" para aproximar posturas hasta el 28 y ese mismo día, en que se celebra el plenario.

En declaraciones a Europa Press, Carme Adán ha subrayado que su objetivo era que "hubiese debate" y, por lo tanto, es "muy positivo" que hayan prosperado los textos, porque "aporta muchísima pluralidad".

"Queríamos que hubiese debate, que hubiese otras formas de entender el proceso, además de explorar otro tipo de alianzas", ha expuesto la parlamentaria viguesa, que confía en que las tesis presentadas puedan seguir recabando apoyos entre las asambleas comarcales, porque eso "quiere decir que va a haber debate y opiniones" que se podrán contrastar.

Adán, que ha celebrado que con la celebración de las primeras asambleas comarcales ya hayan prosperado los postulados que junto a Paz defiende, ha asegurado que es "un primer paso para aportar posturas" y que "hasta el 28, y ese mismo día, hay tiempo" para poder conseguir cambios.

La parlamentaria nacionalista ha incidido en que "no es menor" que se haya logrado ya el apoyo de dos asambleas para que el voto particular sea debatido en el plenario del 28. "Para nosotras era muy importante el contraste en las asambleas", ha defendido Adán.

Documento que defienden adán y tereixa paz

Frente a la línea oficial Carme Adán (independiente y que formó parte de la candidatura de ApU) y Tereixa Paz (UPG), presentaron un voto particular bajo el título de 'Nacionalismo para o futuro: Refundación, unidade y activismo —nacionalismo para el futuro: refundación, unidad y activismo—'.

En él, se reconoce que la bajada continuada de votos "debe ser interpretado como el fin de un ciclo político para el nacionalismo tal y como se formuló en Riazor en 1982", lo cual "exige una refundación en clave del siglo XXI de la principal organización del nacionalismo gallego".

En cuanto a las políticas de alianzas, el escrito que firman las diputadas pontevedresa y ourensana pide que sea "flexible y lo más amplia posible" en cuanto a las autonómicas de este año, y hace una apuesta por "acordar unas alianzas puntuales de concurrencia electoral".

Los principios "irrenunciables" no incluyen ninguna referencia a líneas rojas con organizaciones políticas, y únicamente, al margen de la defensa de una banca pública, la recuperación de los servicios públicos y los sectores productivos de Galicia, incluye la premisa de "la defensa del derecho efectivo de Galicia a su autodeterminación", cuestión que, por ejemplo, hasta ahora los socios de, por ejemplo, En Marea, siempre han incluido en sus proyectos electorales.

En cuanto a la estructura de la organización, las diputadas quieren una "reformulación de la concepción de la militancia y de la participación en la organización", con un diseño de la estructura que sea "sencilla, ágil, poco burocrática y muy participativa, pero a la vez que pueda funcionar al momento y pueda responder al día a día de la política".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.