La red de baldeo del distrito de Carretera de Cádiz, en Málaga capital, ha alcanzado ya los 10 kilómetros de longitud, con la entrada en funcionamiento esta semana de una nueva fase —de unos ocho kilómetros—, que permite extender sus efectos a un entorno en el que residen más de 50.000 personas.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañado por las asociaciones de vecinos de las barriadas de la zona, ha visitado este sábado este equipamiento, cuyas obras han sido promovidas por la Empresa Municipal de Aguas (Emasa) y el Área de Sostenibilidad Medioambiental y que han supuesto una inversión de 957.325 euros.

De la Torre, junto al concejal de Sostenibilidad Medioambiental y de Carretera de Cádiz, Raúl Jiménez, ha destacado que este sistema permite "baldear con agua no potable, procedente de pozos", con las ventajas que ello conlleva.

De igual modo, el regidor ha incidido en que tanto esta actuación como la desarrollada en la anterior fase en este mismo distrito y que tuvo un coste de unos 500.000 euros se han realizado con cargo al remanente de 2014, utilizado en 2015.

Así, ha valorado que este hecho sea posible "gracias a que tenemos una gestión solvente; es decir, se cumplen las reglas de gasto, el ajuste presupuestario y el pronto pago a proveedores", resaltando que el Ayuntamiento pague en 14 días.

El proyecto de aprovechamiento de los recursos hídricos subterráneos en Carretera de Cádiz se está desarrollando por fases, con el fin de mejorar tanto la eficacia de los recursos que se dedican a la limpieza viaria como la calidad de vida de los ciudadanos.

Los tramos de la red de baldeo que se encuentran ya en funcionamiento han permitido mejorar la frecuencia de la limpieza mediante este sistema de las aceras y calzadas de la zona, hasta llegar a ser diaria en los casos más necesarios o simultanearse en ocho vías, gracias a la posibilidad de disponer de cuatro bombas.

Las barriadas que se incorporan ahora al área dotada con la red de baldeo podrán también experimentar las mejoras en lo que se refiere a la calidad de vida, tal y como ha sucedido en las zonas correspondientes a las primeras fases.

El uso de las redes de baldeo libera a los servicios de limpieza de Limasa de la necesidad de recurrir a camiones cuba, quedando directamente eliminados los problemas de ruido y de obstaculización del tráfico que generan en ocasiones.

Los camiones cuba que hasta ahora han venido trabajando en la zona serán reasignados a otros distritos, que, a su vez, verán reforzado por este medio la limpieza por baldeo de sus calles.

En la actualidad, el Área de Sostenibilidad Medioambiental trabaja en la instalación de redes de baldeo en otras zonas de Málaga especialmente densas en lo que se refiere a su población, como, por ejemplo, Miraflores de los Ángeles, El Palo, La Unión y Salitre.

La red de carretera de cádiz

La red de Carretera de Cádiz se encuentra extendida por La Luz y San Andrés 1 y 2 (San Andrés Grande y Chico), Conejito, El Torcal, Bonaire, Vistafranca, Los Girasoles, la avenida de Europa y la totalidad de Sixto y La Paz.

La entrada en servicio esta semana de la nueva fase eleva la longitud de la red a 10.329 metros, con 245 picas o hidrantes de baldeo, con cuatro máquinas de impulsión y un depósito.

En total, la red tiene 12 kilovatios instalados para baldeo, con una capacidad de cuatro litros por segundo. Asimismo, se ha realizado la insonorización completa de los equipos más ruidosos, además de la mejora de los cuadros eléctricos e instrumentación para permitir el control remoto desde las instalaciones del Atabal.

Consulta aquí más noticias de Málaga.