El portavoz estatal de Bases Podemos, el ferrolano Carlos del Río, ha calificado como "cheque en blanco" un posible pacto entre el partido liderado por Pablo Iglesias y el PSOE, además de denunciar la existencia de "una serie de purgas sistemáticas" dentro de la formación morada.

Según ha precisado el propio Del Río en declaraciones a Europa Press, durante la celebración de la asamblea general de Bases Podemos en Barcelona, un posible pacto entre Podemos y PSOE supondría un "cheque en blanco" para el partido liderado por Pedro Sánchez a cambio de "una serie de ministerios" y de la "Vicepresidencia", que pide Pablo Iglesias.

Por ello, Del Río ha subrayado que, desde Bases Podemos, este posible pacto les "genera dudas". Y es que sostiene que la formación morada debe elegir entre ser "fuerza transformadora" o "más de lo mismo".

En este sentido, ha indicado que, debido a las líneas rojas del PSOE, las propuestas de Podemos toparían con una "dificultad" para llevarse a cabo en caso de que se materializase una coalición entre ambas fuerzas.

Preguntado entonces por si considera que Podemos debería formar parte de la oposición, Del Río ha remarcado que antes de las elecciones, para el partido de Pablo Iglesias, el PP y el PSOE eran "lo mismo". A este respecto, el portavoz estatal de Bases Podemos entiende que esta situación no ha mudado y que, por lo tanto, "siguen siendo lo mismo".

Ni "transparencia" ni "democracia"

En lo que respecta a la "transparencia" dentro de Podemos, Del Río ha hecho hincapié en que no hay ni la "transparencia" ni la "democracia" interna "adecuadas" para que la formación morada se "venda" como un partido "democrático".

Sobre este asunto, ha indicado que estos dos problemas son "comunes" a "todos" los territorios, al tiempo que ha denunciado "métodos intimidatorios" y "una serie de purgas sistemáticas" en los diferentes lugares de España.

Es más, sostiene que se trata de "procesos pensados y programados" para "desactivar" a una serie de personas "más críticas" con la actividad de la formación morada.

En esta misma línea, ha precisado que, desde Bases Podemos, tratarán de construir un observatorio de la transparencia para que Claro que Podemos "no campe a sus anchas". Y es que mantiene que la normativa de Vista Alegre "no está cumpliéndose en toda su extensión" y que es "mejorable".

A la asamblea general de este sábado, celebrada en Barcelona, han asistido unas 100 personas procedentes de "todos" los territorios del Estado y pertenecientes a Bases Podemos, la corriente crítica con la actual dirección del partido que lidera Pablo Iglesias.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.