En esta operación los agentes han intervenido 86 plantas de, al parecer, marihuana, así como todos los elementos necesarios para el cultivo de estos ejemplares como lámparas, aires acondicionados, transformadores, focos, extractores, fumigadores y temporizadores. Igualmente, se han incautado de 8 gramos de hachís.

En concreto, se intervino una planta de marihuana seca y cortada en una bolsa, otras diez plantas secas, 61 plantas pequeñas y 14 plantas más de tamaño grande.

Las investigaciones que han llevado a desmantelar este laboratorio se iniciaron el pasado 27 de enero después de que agentes que se encontraban realizando labores de investigación percibieran un fuerte olor a marihuana junto a un zumbido constante que provenía del interior de un domicilio. Asimismo, los policías detectaron un aparato de aire acondicionado en la misma habitación desde la que procedía el olor que percibieron.

Tras ello, los agentes de la Policía Nacional establecieron diversos dispositivos de vigilancia en las inmediaciones del citado domicilio y tras varios días lograron identificar a los inquilinos de la vivienda, el hombre y la mujer que han sido detenidos.

Los investigadores permitieron averiguar que esta pareja tenía en el interior de la vivienda un espacio dedicado al cultivo de la posible sustancia estupefaciente, con medidores de temperatura, aparatos de aire acondicionado, ventiladores, filtros, conductos para la extracción de aire y reciclado del mismo.

Los detenidos fueron puestos en libertad tras prestar declaración aunque se les advirtió de la obligación de comparecer ante la autoridad judicial cuando fueran requeridos para ello. La mujer cuenta con antecedentes policiales.

Consulta aquí más noticias de Valencia.