El Curso de Diplomado en Salud Pública 2016 para profesionales de toda España que organiza el Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y Léon (Iecscyl) ha arrancado este sábado en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid.

Los profesionales matriculados accederán a contenidos interdisciplinares básicos sobre salud pública, lo que les permitirá mejorar sus conocimientos y competencias y les enseñará a manejar, de la manera más eficiente posible, los instrumentos imprescindibles para la interpretación, control y evaluación de los problemas de salud, según ha informado la Consejería de Sanidad a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El director de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, Agustín Álvarez, ha inaugurado el Curso junto con Ana Almaraz Gómez, catedrática de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Valladolid. Esta iniciativa formativa se organiza cada año por parte de la Fundación del Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud, institución perteneciente a la Consejería de Sanidad, y cuenta con la autorización y aval de la Escuela Nacional de Sanidad del Instituto de Salud Carlos III.

El proyecto contó en 2007 con 81 profesionales en las aulas del curso y la cifra ascendió hasta los 198 alumnos en la edición de 2015, superada de nuevo en esta ocasión. Este año, el número de alumnos asciende a 211, procedentes de 25 provincias españolas y de 13 comunidades autónomas diferentes.

Castilla y León ha ampliado el público objetivo del curso, de modo que en las primeras ediciones sólo podían participar profesionales sanitarios, pero ahora forman parte del alumnado también todos aquellos titulados universitarios que realicen, o quieran realizar en un futuro próximo, tareas profesionales directamente relacionadas con este ámbito.

Nuevo espectro de profesionales

De este modo, aunque la mayoría de los inscritos pertenecen a sectores profesionales o académicos como la medicina, la enfermería, la farmacia o la veterinaria, también se encuentran biólogos, fisioterapeutas, químicos, nutricionistas u odontólogos. Además, desde 2015 también forman parte del alumnado profesionales del Derecho, la ingeniería, la terapia ocupacional o la industria alimentaria, lo que demuestra que la salud pública es un campo de aplicación multidisciplinar. En concreto, en 2016, las personas inscritas proceden de diez titulaciones universitarias distintas.

Sólo las dos primeras ediciones del Curso de Diplomado en Salud Pública, las celebradas en 2007 y 2008, fueron únicamente de carácter presencial. En todas las demás, se ha completado la asistencia física a las lecciones con el acceso a los contenidos docentes a través de Internet.

Este año, además, una de las jornadas de clases presenciales será opcional y se podrá seguir en directo por 'streaming' a través de la red. Asimismo, las clases contarán con un profesorado formado por expertos sanitarios para "garantizar la calidad lectiva de cada una de las jornadas".

Algunos de los temas que se abordarán son funciones de la salud pública, cartera de servicios, competencias profesionales, marco legislativo, ordenación y planificación sanitaria, demografía, estadística, epidemiología, respuesta a alertas y emergencias, sistemas de información sanitaria, enfermedades tropicales, investigación y comunicación científica, seguridad alimentaria o actividades preventivas, entre otros muchos. La formación se cerrará con la presentación de un trabajo final por parte de los alumnos en el mes de septiembre.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.