Medicos del Mundo Navarra ha reclamado la erradicación de la mutilación genital femenina y "un mayor compromiso" de las Administraciones "contra esta práctica nociva, a través de herramientas concretas como son los protocolos de actuación".

La ONG Medicos del Mundo ha celebrado este sábado una concentración en la Plaza del Castillo de Pamplona con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina. En el acto se ha desplegado una pancarta en la que los asistentes han podido escribir sus mensajes en contra de la ablación.

La presidenta de la ONG en Navarra, Yolanda Rodríguez, ha afirmado que la ablación es una "flagrante vulneración de los derechos de mujeres y niñas" que "tiene graves efectos sobre la salud de estas" y ha reconocido el papel de las medidadoras africanas en la sensibilización y prevención de la mutilación genital femenina.

Una práctica que la Organización Mundial de la Salud "se ha propuesto erradicar en una generación" y que afecta a 140 millones de mujeres y niñas en el mundo, sobre todo en África; a alrededor de medio millón de mujeres en Europa, mientras que en España casi 17.000 niñas podrían correr el riesgo de sufrir esta práctica.

En Navarra, alrededor de 250 mujeres residentes en la Comunidad foral han sufrido mutilación genital y 134 niñas están en riesgo de padecerlo, según datos de Médicos del Mundo en Navarra.

Sin casos en navarra,

Pero vigilantes con los viajes al exterior

En el acto ha participado Fatima Djarra, víctima de la ablación y responsable del proyecto de investigación genital de Medicos del Mundo. En declaraciones a los periodistas, Djarra ha afirmado que en Navarra "no hay constancia" de que se haya practicado la mutilación genital femenina, aunque ha advertido que "el problema es en África, cuando la familia sale de aquí".

Djarra ha explicado que la ablación "es una práctica tradicional ancestral" por lo que "trabajamos con la comunidad africana residente en Navarra en prevención, información y sensibilización de esta práctica tan nefasta e injusta para la mujer" y en colaboración con el Instituto Navarro para la Igualdad para formar a los profesionales de los diferentes servicios "para que puedan saber cómo abordar la mutilación y cómo actuar cuando llega una familia con un caso urgente".

En este sentido, la directora gerente del Instituto Navarro para la Igualdad, Mertxe Leránoz, ha destacado que en 2013 el Gobierno de Navarra aprobó un protocolo de prevención y actuación contra la mutilación genital femenina "para prevenir y frenar cualquier posible caso de ablación". Un protocolo que coordina los servicios sanitarios, educativos y sociales, "para luego, en última instancia, cuando se valora que hay un riesgo, se proporcione protección al menor".

Leránoz ha resaltado que también se realiza un trabajo "a nivel familiar" con la firma de un compromiso cuando se van de vacaciones a su país de origen para garantizar que las menores no son sometidas a esta práctica. También "se les advierte que esto es un delito que está penado y que si se comprobara que se ha dado esta práctica tendría unas consecuencias judiciales", ha añadido. En 2015 se han firmado 15 de estos certificados de compromiso.

Asimismo, la directora gerente del Instituto para la Igualdad ha remarcado que en la nueva Ley Foral de Violencia hacia las Mujeres está reconocida la mutilación genital femenina como una de las manifestaciones de violencia.

Medicos del Mundo tiene proyectos de mutilación genital femenina en seis comunidades autónomas entre los que se encuentra Navarra

junto con Aragón, Baleares, Cataluña, Madrid y Euskadi. En los últimos cinco años más 1.700 padres y madres han participado en los talleres de prevención de la ONG, y se han formado a más de 1.200 profesionales de la salud y 600 docentes en el tema.

Recientemente la entidad ha sido aceptada en la Plataforma Europea Contra la Mutilación Genital Femenina y en 2011, sus proyectos contra esta práctica recibieron el premio a la calidad del Sistema Nacional de Salud.

Consulta aquí más noticias de Navarra.