La Policía Autonómica llevó a cabo, a través del Equipo de Respuesta Policial (Erpol), un total de 365 operativos contra el furtivismo en Galicia durante el 2015, lo que supone un incremento del 42,5 por ciento respecto al anterior ejercicio.

De ello ha informado este sábado en un comunicado la Vicepresidencia de la Xunta, en el que ha destacado que el trabajo de esta unidad especial supuso un total de 2.756 personas denunciadas, un 2,4 por ciento más respecto a los datos del año anterior.

En concreto, durante 2015 se ejecutaron 77 controles en las carreteras, frente a los 64 de 2014, y se registraron 1.650 vehículos, una cifra ligeramente superior a la del año anterior 1.607. En el balance de la lucha contra el furtivismo durante el año pasado destaca también el número de embarcaciones inspeccionadas, 1.631, que supone un incremento de casi el 73% respecto a 2014.

Asimismo, la Policía Autonómica detuvo o investigó a un total de 100 personas durante el año pasado, frente a las 91 de 2014. Además, la mayor parte de lo decomisado (un 90%) se corresponde con almeja, en sus distintas especies, y la infracción más común es la no posesión de los correspondientes permisos para mariscar.

Por localización geográfica, destaca que el 70% de las denuncias 1.920 tuvieron en el ayuntamiento de Boiro, en donde se llevaron a cabo 448 inspecciones.

El departamento que dirige Alfonso Rueda ha destacado que estas actuaciones se enmarcan dentro de la activa colaboración que la Policía Autonómica desarrolla con distintos departamento de la antigua Consellería do Medio Rural e do Mar en la lucha contra los incendios, la entrada de leche procedente de Portugal o el furtivismo y marisqueo ilegal.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.