Empatía, un equipo de tratamiento familiar, ofrece solucionar los problemas que las familias encuentran a la hora de educar a sus hijos y, además, en el ámbito de la prevención, proponen a través del juego, enseñar a niños, jóvenes, padres, profesionales de la educación y empresas habilidades y capacidades, como la empatía, la resolución de conflictos, el trabajo en equipo o el fomento de las relaciones positivas.

Para ello, entre otras actividades, han creado una herramienta pedagógica llamada el 'empatimento', que es "el instrumento de la empatía", según ha explicado Jorge Álvaro, pedagogo de Empatía, quien ha precisado que se trata de un juego que potencia estas habilidades y capacidades.

"En él o ganamos todos o perdemos todos, es en equipo y las rivalidades y la competición quedan excluidos". Así, a través de esta herramienta se puede modificar, conocer y aprender aspectos relacionados con uno mismo y el modo de relacionarse con los demás. Por ello, además de niños y adultos, también es de utilidad para los profesionales de la educación, de la psicología, del coaching e, incluso, en el área empresarial.

Esta herramienta, además, está elaborada con el objetivo de fomentar la interacción, la comunicación y la empatía entre niños videntes y no videntes.

"Hemos desarrollado diferentes tipos de dinámicas para trabajar y potenciar tanto con niños, con profesores, con escuelas de padres, así como con las empresas las habilidades y las capacidades, que entendemos que es una de las necesidades más grandes que hay hoy en día", ha expuesto.

TRABAJO

Álvaro ha detallado que desde Empatía apuestan por prevenir y para ello llevan a cabo talleres y actividades. "Enseñamos empatía, liderazgo facilitador, resolución de conflictos, trabajo en equipo y todo eso lo hacemos a través de la gamificación, que es aprender jugando", ha explicado a Europa Press.

De igual modo, están especializados en la intervención con adolescentes y jóvenes en situación de conflicto, para lo que trabajan en la detección de las conductas.

En Empatía trabajan, además del pedagogo Jorge Álvaro, la trabajadora social Estefanía Fernández y el psicólogo Jacobo Wanich. Asimismo, también llevan a cabo colaboraciones tanto con empresas como con asociaciones, ya que "entendemos que para socializar a estos jóvenes lo que hay que hacer es enseñarles qué es lo que hace el resto de la sociedad".

Así, cuentan con la ayuda de colaboradores de diferentes ámbitos, entre ellos, exfutbolistas, miembros de grupos de música, personal de gimnasio y "todo con la intención de que el joven pueda tener contacto con otro tipo de colectivos y fomentar otro tipo de intereses".

Sobre el inicio del proyecto, que puede verse en www.conempatia.es, Álvaro ha indicado que ha estado unos 10 años trabajando en centros de protección de Málaga y de reforma "y veía una serie de carencias y cosas que no me terminaban de cuadrar" y, además, "los índices iban aumentando", por lo que "me dejaban ver que muy bien no se estaban haciendo las cosas y decidimos apostar por otro modelo".

Es así como surgió Empatía, donde "el propio contexto en el que se desarrolla la convivencia familiar es un aspecto determinante en los procesos y no sólo trabajar con el chico problemático". Por ello, "parte de la intervención se desarrolla en el propio domicilio familiar", ha especificado Álvaro.

Consulta aquí más noticias de Málaga.