El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha recordado al líder socialista, Pedro Sánchez, los pactos de gobierno como al que llegaron conservadores y socialdemócratas en Alemania para intentar trasladar ese modelo a España. Rajoy ha repetido en su intervención en Barcelona al presidir la directiva del PP catalán que su partido ha sido la fuerza más votada en las pasadas elecciones del 20 de diciembre.

El jefe del Ejecutivo ha reprochado que la última vez que tuvo contacto con Sánchez fue el 23 de diciembre y le dijo que no quería saber nada del PP. Ahora, ante la previsible conversación que mantendrán la semana que viene ha dicho: "Según he leído en los medios de comunicación, parece que quiere saber algo, lo atenderemos como se merece", se ha referido Rajoy al respecto.

En el caso de que se reúnan, Rajoy ha indicado en torno a qué girará esa conversación. "Le vamos a decir que el PP ha ganado las elecciones, que en democracia hay que respetar lo que diga la gente y que 123 escaños son más que 90, le voy a decir que vamos a votar que no a su candidatura".

"Le voy a decir que sería bueno que entrara en la senda del sentido común, que mire lo que se hace en Alemania, en las instituciones europeas", ha insistido. También ha puesto a Sánchez el ejemplo de otros países europeos, como Austria,que gobierna en coalición liderando la fuerza más votada, y que así se hace "incluso en Grecia", donde lo hace Syriza, un partido que admite que no le gusta pero que ganó las elecciones.

En este sentido, ha urgido al PSOE a que "se decidan, porque España no puede estar mucho más tiempo en una situación como esta". "No podemos estar indefinidamente en funciones", ha recordado.

Los cuatro retos para Rajoy

Antes de concluir su intervención, Rajoy ha fijado este sábado los cuatro objetivos que quiere cumplir si logra ser investido de nuevo: crecimiento económico y empleo; mantenimiento del estado de bienestar; lucha contra el terrorismo, y defensa de la unidad de España.

Rajoy ha apremiado al PSOE a desencallar la investidura cuanto antes para poder materializar estos objetivos. "Somos la primera fuerza política de España y vamos a luchar por el bienestar de todos los españoles", según Rajoy, que se compromete a ser imbatible contra el independentismo y no permitirá que nadie rompa España.