El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una proposición no de ley en el Congreso para instar al Ministerio del Interior a que instale barreras físicas en la desembocadura del río Guadarranque, entre Los Barrios y San Roque, que controlen las embarcaciones utilizadas por las organizaciones de traficantes de droga en la Bahía de Algeciras.

El diputado Salvador de la Encina expone que el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, anunció el pasado mes de septiembre la existencia de ese proyecto, a ejecutar antes de finales del año pasado, para evitar la "extrema peligrosidad" que suponen esas embarcaciones, que "van a velocidades de hasta 30 nudos".

Así, reclama al Ministerio del Interior que cumpla con ese anuncio del delegado que, según traslada De la Encina, dijo que era "una solución permanente" a través de elementos metálicos colocados a lo ancho del río y alineados de manera que evite el paso de las embarcaciones dedicadas al contrabando y el narcotráfico.

El socialista también ha trasladado en su iniciativa que Sanz había informado de que esa es la solución más rápida, menos costosa y medioambientalmente más viable, una vez que los expertos habían desestimado otras como la construcción de una exclusa en la desembocadura.

Tensión en la guardia civil

La reclamación del PSOE también expone cómo el Servicio Marítimo de la Guardia Civil cuenta con "buen material" pero en ningún caso sus embarcaciones alcanzan los 60 nudos de las lanchas de Los delincuentes, de modo que para poder interceptarlos "solo pueden basarse en la estrategia o en los fallos que comenten los narcos".

"En las persecuciones, en las que se viven secuencias propias de una película de acción, se suceden los momentos de peligro", con choque de embarcaciones incluidos, y la tensión en las tripulaciones de la Guardia Civil es "fácil de imaginar", advierte el diputado, que teme que en cualquier momento se pueda producir una tragedia.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.