La Dirección General de Contratación, Patrimonio y Organización del Gobierno de Aragón está estudiando la reocupación de los antiguos juzgados de la plaza del Pilar de Zaragoza.

La instalación de unidades administrativas del Ejecutivo aragonés es una de las principales medidas previstas para impulsar una gestión ordenada y eficiente del conjunto de edificios dependientes del Departamento de Hacienda y Administración Pública que, como los antiguos juzgados, carecen de uso público. Otras opciones para este tipo de inmuebles calificados como 'patrimoniales' son la venta en pública subasta o la cesión a otras administraciones públicas.

La mejora de las condiciones de trabajo de los empleados públicos y la reducción del gasto en arrendamientos son dos de los objetivos inmediatos que se buscan con el traslado a edificios propios en desuso, como los de la plaza del Pilar, de unidades administrativas instaladas en otros inmuebles, unos de propiedad autonómica, otros alquilados y algunos cedidos por otras administraciones.

Aparte de los bienes de 'dominio público' con servicios, oficinas o dependencias del Gobierno de Aragón, el Departamento de Hacienda y Administración Pública gestiona los edificios 'patrimoniales' que no están afectados a ningún uso o servicio público.

Un elevado número de inmuebles integrados en esta segunda categoría lo representan los que provienen de la aceptación de herencias de personas que fallecen sin herederos o cuando éstos renuncian a las mismas.

Para esos casos de bienes 'abintestatos' está legalmente establecido que se han de vender en pública subasta y que los beneficios de la misma se deben destinar íntegramente a la financiación de proyectos de acción social.

El procedimiento de enajenación, no obstante, no está restringido a bienes de esta procedencia, sino que está abierto a cualquier otro inmueble patrimonial en desuso que no sea susceptible de reutilización por la propia Comunidad u otras administraciones.

SUBASTA

El Servicio de Patrimonio ya está preparando una subasta a celebrar en los meses de marzo o abril. En próximas semanas se va a proceder a la valoración de los inmuebles que entrarán en ella, que esta vez probablemente incluya algunos lotes de vehículos.

Volverán a ponerse a la venta los inmuebles que no fueron adjudicados en las subastas celebradas en 2014, como un piso en calle Costa u otro en la plaza del Pilar de Zaragoza, y también la antigua hospedería de Arguis en la provincia de Huesca. Asimismo, se podría incluir el edificio del antiguo juzgado de menores en la calle de Mariano Lagasca de Zaragoza.

En esta subasta, se podría estrenar la posibilidad que recoge el Texto Refundido de la Ley de Patrimonio de Aragón, tras la modificación operada por la reciente Ley 2/2016, de medidas fiscales y administrativas de la Comunidad Autónoma, de que los interesados presenten pujas inferiores al valor fijado por la Administración como precio de salida.

Gracias a su reciente modificación, la normativa permite ahora que los interesados presenten pujas que cubran al menos el 75 por ciento del precio de salida del inmueble establecido por la Comunidad autónoma, medida con la que se intenta incentivar la venta de patrimonio disponible y que permitirá ajustar las tasaciones de la Administración autonómica con los valores del mercado.

Antiguos juzgados de huesca

La Comunidad autónoma dispone de inmuebles que otras administraciones públicas han manifestado su interés por ocupar, una vez que han sido desafectados por el Gobierno de Aragón. En esta situación se encuentra el edificio de los antiguos juzgados situados en la calle del Coso de Huesca, cuya cesión ha solicitado el Ayuntamiento para ubicar allí un 'hotel de asociaciones'. A este respecto, en las próximas semanas se va a iniciar el expediente para estudiar la mutación de su titularidad.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.