La portavoz de sanidad del Grupo Socialista, Carmen Acuña, ha registrado, coincidiendo con el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, una batería de iniciativas en la que pide que la Administración pública realice un protocolo para "prevenir, evitar y controlar" la mutilación.

En este sentido, pregunta al Gobierno gallego al respecto del número de posibles casos de este tipo detectados a los niños que residen en Galicia y propone la incorporación a la cartera pública de servicios de la cirugía necesaria para afrontar las consecuencias de estos posibles casos.

Al respecto, Acuña ha manifestado su "rotundo rechazo a esta agresión", que, ha asegurado, "no tiene ninguna justificación ni cultural, ni sanitaria", sino que, por el contrario, "implica graves lesiones sobre la salud de millones de niñas y mujeres en el mundo".

Según la ONU, 125 millones de mujeres y niñas sufren las consecuencias de estas prácticas, que "son reconocidas como una forma de violencia de género, una violación de los derechos humanos de las mujeres y de las niñas y una tradición injustificable".

Esta práctica, ha señalado, "refleja una profunda desigualdad y viola los derechos a la salud, a la seguridad y a la integridad física", así como el derecho a no ser sometida a "torturas y tratos crueles inhumanos o degradantes". Asimismo, la diputada, que ha advertido de que esta práctica existe "riesgo" de que ocurra también en Europa y en España, ha recordado que puede provocar la muerte de la mujer.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.