Una pareja de jóvenes universitarios es grabada sin darse cuenta mientras se besan apasionadamente en una playa. La cámara se acerca a ellos lo suficiente como para que adviertan su presencia y se levanten, avergonzados, del lugar.

Ella se dirige, apesadumbrada, a la cámara y comienza diciendo "son las 6 de la mañana, e 10 minutos el vídeo va a estar circulando en todas las redes sociales, a las 9.30 Mari me va a avisar de que sus amigos lo vieron y lo reenviaron a todos sus grupos de Whatsapp, para el mediodía la mitad de mi facultad lo va a estar viendo, comentando y compartiendo, a la tarde le va a llegar a mi hermano chico...".

Es el vídeo que ha colgado esta semana la página de Facebook UAP (Uruguayos Al Pedo) y que ha conseguido viralizarse, con cientos de miles de reproducciones, miles de 'Me gusta' y siendo compartido casi 10.000 veces.

Con él, y bajo el lema #YoRespeto, tratan de denunciar a los que graban este tipo de escenas, intentando con ello que recapaciten sobre las consecuencias que puede tener en los protagonistas del vídeo.