La junta de gobierno local de Vigo ha acordado este miércoles la anulación parcial definitiva de la Oferta de Empleo Público (OEP) de 50 plazas públicas municipales, al haber sido declarada la "caducidad" de la segunda fase de la convocatoria de 2010-2011.

Tal y como consta en el expediente, al que ha tenido acceso Europa Press, la junta de Gobierno local, reunida en convocatoria extraordinaria, ha acordado el alzamiento de la medida cautelar de suspensión de los procesos selectivos de la segunda fase de la convocatoria, y ha declarado su caducidad parcial, lo que afecta a 50 plazas.

Así las cosas, se ha estimado parcialmente la pretensión del comité de personal respecto a los procesos selectivos de promoción interna iniciados, concretamente tres plazas de inspector de medio ambiente, y las ha excluido de la declaración de caducidad.

Además, se ha refrendado que esta declaración no afecta a la primera fase de la convocatoria de las ofertas de empleo público de 2010-2011 y se ha acordado la devolución de oficio de las tasas abonadas por los aspirantes así como la inclusión de las plazas afectadas e interinamente cubiertas en "la siguiente oferta de empleo público en que legalmente resulte posible".

"que pida perdón"

En un comunicado tras participar en la junta de gobierno, el PP de Vigo ha considerado que esta situación es "lamentable y bochornosa" y ha exigido al alcalde, Abel Caballero, "que pida perdón a los ciudadanos y que asuma sus responsabilidades" ante una situación que es "trágica para cientos de afectados".

"La parsimonia y desidia del gobierno local obliga ahora a anular esta esperada convocatoria, por haber transcurrido más de tres años desde su aprobación", ha censurado, antes de recordar que las oposiciones municipales están paralizadas desde el año 2010.

Según ha manifestado el PP, la situación actual "devuelve la oferta de empleo a su punto de partida y obliga a aprobar una nueva convocatoria, lo que administrativamente supondrá meses de espera"; además, ha añadido que también supondrá que los aspirantes "tendrán que abonar de nuevo las tasas, presentar —documentos—, o resolver sus reclamaciones".

Suspensión provisional

La junta de gobierno local había acordado a mediados de enero la suspensión provisional de la convocatoria a la espera de informes jurídicos que se pronunciasen tras los recursos presentados por el Sindicato Independente do Concello de Vigo (SICO) y por una opositora, que "solicitó la caducidad de la oferta de empleo", correspondiente a los años 2010 y 2011.

Ante esta situación, el Gobierno vigués indicó que con el objetivo de "no perjudicar a los aspirantes que están preparando las oposiciones", el Ayuntamiento de Vigo "acelerará las ofertas de empleo pendientes de ejecución", que corresponden a los años 2012, 2013, 2014, 2015 y 2016 y ascienden a un total de 139 plazas —53 de nuevo ingreso y 86 de promoción interna—.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.