El registro ordenado por la instructora de la Operación Cóndor, la jueza Pilar de Lara, en dependencias de Monbus en la ciudad de Pontevedra prosigue a las 19,30 horas de este miércoles, mientras que el detenido en el marco de estas diligencias, Francisco Javier L.G., gerente de la empresa de transporte en esa ciudad, está pendiente de pasar a disposición judicial en las próxima horas, probablemente a lo largo de este jueves.

Fuentes de Monbus explicaron a Europa Press que les consta la detención de su gerente en Pontevedra, pero que ésta no les fue comunicada directamente por el juzgado. Además, indicaron que esta persona trabaja en la empresa "desde aproximadamente el año 2000" y que desconocen "por completo" los motivos de su detención.

Por su parte, el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) informó de que el detenido "probablemente" pasará este jueves a disposición judicial en Lugo, donde la instructora de la Operación Cóndor es la titular del Juzgado número 1.

El detenido declarará en relación a una operación que investiga supuestos delitos contra la hacienda pública, blanqueo de capitales, falsedad, delito contable, tráfico de influencias y cohecho, pero el TSXG ha aclarado que ello no implica que se le considere sospechoso de todos estos tipos delictivos.

REGISTRO

Desde media mañana de este miércoles, agentes de la Guardia Civil de Tráfico procedieron al registro de las dependencias de esta empresa en Pontevedra. En concreto, Monbus dispone de unas oficinas de atención al público ubicadas en la estación de autobuses pontevedresa y los talleres, conocidos como las Cocheras de La Unión, ubicados en la parroquia de Lourizán, donde los agentes de la Guardia Civil establecieron un dispositivo para el control de todos los vehículos que querían acceder al recinto.

A lo largo de la tarde, cuatro agentes uniformados controlaron la entrada y salida de vehículos en el recinto de las Cocheras mediante un dispositivo por el cual paraban e identificaban a todo el que quería entrar. En torno a las 18.30 horas, llegaron dos agentes más y uno traía una caja de cartón desmontada.

Pese al dispositivo, la entrada y salida de autobuses de estas naves se realizó con aparente normalidad. En ese sentido, fuentes de Monbus confirmaron a Europa Press que durante toda la jornada se prestó el servicio público "sin perjuicio para los usuarios".

Según informaron fuentes de la investigación, los agentes de Tráfico que practicaron los registros forman parte de distintas unidades de toda Galicia que están familiarizados con aspectos técnicos y muy especializados del transporte.

Tanto en la oficina de la estación de autobuses como en las Cocheras se incautó diversa documentación. Al respecto, Monbus afirmó que la empresa colaboró "en todo el registro con la entrega de documentación", aunque no aclaró de qué materia versan los expedientes requeridos por la jueza.

Operación cóndor

La 'Operación Cóndor' había provocado, en marzo de 2015, la detención del presidente de la compañía líder del transporte de pasajeros Monbus, Raúl López, aparte de otras nueve personas. En su momento, De Lara decretó la libertad, aunque bajo fianza de 20.000 euros, para el presidente de Monbus, que no podía salir del país, al tener retirado de forma cautelar el pasaporte, y debía comparecer en el juzgado los lunes y miércoles.

En esta operación también fue detenido el responsable financiero de Monbus, una trabajadora de la empresa en Madrid, así como el yerno de Raúl López, Rafael C., que fueron puestos en libertad tras pasar a disposición judicial. No obstante, para el familiar del dueño de Monbus la jueza había fijado una fianza de 15.000 euros a abonar en un plazo de cinco días para evitar su ingreso en prisión.

También se habían practicado tres detenciones en relación con un touroperador que colabora con Monbus y que también posee hoteles en el municipio de Sanxenxo (Pontevedra), y habían sido arrestados dos militares, un teniente coronel y un miembro de la brigada paracaidista. Todos ellos quedaron libres sin fianza, pero imputados en la causa.

En el marco de la Operación Cóndor, Aduanas se había incautado de 1,3 millones de euros en ese operativo, la mayoría en hoteles, salvo 80.000 euros intervenidos en un vehículo de Raúl López. Asimismo, en este operativo efectivos del Servicio de Vigilancia Aduanera, dependientes del Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, se habían incautado del ordenador y el móvil de un funcionario del Ministerio de Fomento que desarrollaba su labor en el departamento encargado de transportes terrestres en autobús.

Salpicado por diversas operaciones

Pilar de Lara es la jueza que además instruye la denominada Operación Pulpo, que también salpicó a Raúl López, de forma que en julio del año pasado fue ordenado el registro en la sede del Club Baloncesto Breográn en busca de documentación, entre otra, de la etapa en la que el empresario de transporte fue presidente del equipo. Raúl López es desde 2010 presidente del equipo de baloncesto Rio Natura Monbus Obradoiro, pero antes había presidido el Breogán diez años.

Asimismo, Pilar de Lara lleva la Operación Pokémon, en cuyo marco el exalcalde de Santiago de Compostela Gerardo Conde Roa (PP) le había propuesto que "analizase" a diferentes personas que, a su juicio, saldrían "beneficiadas" de la caída de los populares en el gobierno del Ayuntamiento de la capital gallega. Entre los nombres propuestos en un escrito de la documentación entregada en su defensa por Conde Roa se encontraba el de Raúl López.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.