Dos ediles del gobierno de Pontevedra liderado por Miguel Anxo Fernández Lores, Anxos Riveiro (también responsable comarcal) y Carme da Silva (también vice responsable local), han defendido, ante el Consello Nacional —máximo órgano de decisión entre asambleas—, que los estatutos del BNG supriman el límite de tres mandatos establecidos para los cargos de la formación. Asimismo, han propuesto la eliminación de diversas incompatibilidades.

El documento base que se someterá a consideración de las asambleas comarcales, antes de llegar al plenario del 28 de febrero, ya tiene incorporada una de las propuestas que hacían estas tres miembros de los órganos locales. Concretamente, ya está incorporada la eliminación de la imposibilidad de que el portavoz nacional del BNG sea, a su vez, el candidato a la Presidencia de la Xunta, como se decidió estatutariamente en la asamblea de 2012 celebrada en Amio.

La supresión del límite de mandatos la firman las dos ediles del gobierno de Miguel Anxo Fernández Lores, que asumió por primera vez la Alcaldía en 1999, junto a la integrante del Consello Comarcal Eva Vilaverde. Se debatió su texto el pasado sábado en el Consello Nacional del BNG.

Aunque la enmienda no fue asumida en su conjunto, y en otros casos (como el del portavoz nacional) los integrantes del Consello decidieron transformar sus tesis en voto particular para su debate en las asambleas, las tres pontevedresas no lo hicieron.

Sin embargo, presentarán sus ideas en los debates locales y comarcales, según ha confirmado a Europa Press la responsable comarcal, Anxos Riveiro. Al respecto, valorarán la posibilidad de convertirlas en enmiendas parciales para modificar parcialmente los estatutos.

En el documento presentado ante el Consello Nacional, las dos ediles y la integrante del consello local apostaron por determinadas modificaciones estatutarias con el argumento de que "o bien son asuntos superados por la legislación actual, o son inaplicables, o bien llevan a un funcionamiento inoperativo" de la organización.

Eliminar límites como el que pesaba sobre lores

En este apartado, las firmantes pontevedresas de esta enmienda propusieron que se elimine el máximo de tres mandatos consecutivos en la misma función, una condición que se impuso a partir de la décima asamblea, que se celebró en 2002.

Este impedimento supondría, por ejemplo, que el regidor de Pontevedra no podría haber repetido como candidato ya en 2015 (lo fue por primera vez en 1999 y ya con el límite de mandatos en 2003, en 2007 y en 2011). Pero la dirección nacionalista defendió aplicar la posibilidad de excepción en este caso, "más que justificada" en palabras, dichas entonces, por el portavoz nacional, Xavier Vence.

Además, las tres pontevedresas también proponen que el máximo órgano de decisión entre asambleas, el Consello Nacional, deje de ostentar de forma exclusiva la facultad de "establecer excepciones a la aplicación" de las medidas previstas estatutariamente, como se hizo en el caso del regidor de Pontevedra para las municipales de 2015.

Las modificaciones estatutarias que defienden las ediles pontevedresas del BNG pasan por eliminar la incompatibilidad de más de un cargo institucional y por suprimir que en los ayuntamientos de más de 25.000 habitantes no pueda ser una misma persona portavoz del grupo municipal o alcalde y responsable local de la formación.

Pactos con el psoe

En la reflexión política aportada por las tres firmantes de la enmienda al Consello Nacional se abordan los resultados del BNG en las últimas citas electorales y la situación de las formaciones políticas.

Además de criticar, sin mencionar a la formación política, la posición en la que ha quedado Anova en las distintas coaliciones en las que ha participado desde 2012; sitúa al PSOE "en modo jaula de grillos, mostrando una incapacidad absoluta, más allá de feudos y organizaciones locales, para elaborar y proyectar una alternativa consistente para Galicia, característica histórica hoy profundamente agravada".

"Sólo la necesidad imperiosa de frenar al Partido Popular puede justificar la política de alianzas del BNG con el PSOE en los ayuntamientos y diputaciones, pues, aparte de la conciencia que tenemos en la defensa de ciertos derechos individuales, en lo referente a las políticas relativas a Galicia, las diferencias son casi tan profundas como las existentes con el PP", manifiestan las tres firmantes de la enmienda. De hecho, el Bloque cogobierna con el PSOE en tres de las cuatro diputaciones gallegas —A Coruña, Lugo y Pontevedra—.

Por otro lado, Da Silva, Riveiro y Vilaverde, que hacen en su texto una defensa del BNG como "único" proyecto nacionalista, aseguran que el "paciente (el BNG) tiene cura e, incluso, un futuro brillante". "Y si el remedio es una refundación del BNG parcial o completa, procedamos; todas las personas que somos nacionalistas sobre cualquier otro aspecto, matiz o adscripción ideológica, tenemos cabal cabida en una misma organización", remachan.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.