La consellera de Hacienda y Administraciones Públicas, Catalina Cladera, y su homólogo valenciano, Vicent Soler, se han reunido este miércoles para preparar el contenido de la cumbre que mantendrán los presidentes del Govern y de la Generalitat valenciana, Francina Armengol y Ximo Puig, respectivamente, el próximo lunes.

Durante el encuentro de este miércoles los consellers han marcado

una hoja de ruta para colaborar conjuntamente en la reforma del sistema de financiación de las Comunidades Autónomas.

De esta manera, Comunidad Valenciana y Baleares han iniciado un camino hacia la convergencia de intereses hacia la reforma del sistema de financiación de las autonomías, han expresado los máximos responsables de los departamentos de hacienda autonómicos, en un encuentro preparatorio para la cumbre del lunes.

"Reclamamos un modelo de financiación totalmente diferente", ha dicho Cladera, quien también ha añadido que no quieren "remendar ni parchear el actual". Durante la jornada de trabajo se han realizado reuniones de análisis del comportamiento del actual sistema de financiación y de las vías "de alianza natural entre ambas comunidades" para activar su proceso de reforma.

Cladera ha abierto la puerta a la "fijación de una hoja de ruta" entre las comunidades afectadas por una infrafinanciación que es histórica y que no hace más que agravar los problemas de deuda pública que arrastran las comunidades". Además, se ha referido a los más de 8.000 millones de deuda de Baleares y a los 40.000 que arrastra la Comunidad Valenciana, para reforzar su tesis de cambio de paradigma.

Según la consellera, es necesario un cambio de modelo que permita financiar el catálogo básico de prestaciones sociales que todos los ciudadanos tienen que recibir, sin que por eso la comunidad que tiene transferidas las competencias tenga que aumentar su déficit.

Por ello, ha insistido en seguir manteniendo estos contactos bilaterales e "incorporar a otras comunidades igualmente afectadas", para forzar al cambio de modelo. Un cambio vinculado a la elección del "nuevo Gobierno de España, donde un nuevo Ejecutivo pueda ejercer la lealtad institucional hacia las comunidades y mayor sensibilidad" con los problemas de las autonomías.

Por su parte, el consejero de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat Valenciana, Vicent Soler, ha hecho un llamamiento para "unir fuerzas y romper el aislamiento de las CCAA" para reivindicar un nuevo modelo de financiación.

"Hay que romper el 'statu quo'", ha dicho antes de apelar a la necesidad de "romper la asimetría vertical entre el Estado y las CCAA", para poder "financiar competencias y no administraciones".

El encuentro entre Puig y Armengol tendrá lugar el lunes en Palma, y en el transcurso de éste los temas de alcance económico y la financiación tendrán un notable peso, a partir de las conclusiones que las delegaciones de ambos territorios han extraído del encuentro inicial de este miércoles.