La iniciativa promovida por Carlos Fitz-James Stuart, XIX duque de Alba, con apoyo del Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía, para abrir al público el Palacio de las Dueñas, enclavado en la calle homónima del casco histórico hispalense, declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y joya de la arquitectura nobiliaria sevillana, cuenta con licencia de obras desde el pasado mes de noviembre.

En concreto, y según la documentación recogida por Europa Press, la comisión ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo acordó el pasado 25 de noviembre "conceder licencia de obras de reforma para el cambio de uso de la planta baja del edificio para adecuarlo al uso de sala de exposiciones, así como la redistribución del antiguo almacén y garaje de la finca para adecuarlo a tienda y garaje respectivamente, y la reconstrucción del forjado de cubierta y cerramiento hacia el interior de la finca del espacio destinado a taquilla, manteniendo el uso residencial en la planta primera".

La previsión, como hemos informado, es que este conocido palacio residencia privada del duque de Alba abra sus puertas al público durante el mes de marzo, con más de 1.900 metros cuadrados visitables entre jardines y salones.

Recorrido por la cultura andaluza

A lo largo del recorrido, el visitante podrá entender la cultura y vida sevillana visitando una de sus grandes casas palacio. Desde las caballerizas, donde se traslada la importancia de los caballos en la cultura andaluza y donde se verán los aperos de la silla de montar de Eugenia de Montijo, al patio de los limoneros que vio nacer al gran poeta Antonio Machado; la escalera principal, con numerosas obras importantes y elementos decorativos; el Salón de la Gitana, centro de la vida social de la Casa y presidido por una espléndida escultura de Mariano Benlliure; y la Antecapilla, que da paso a tres salas que representan tres grandes iconos de la cultura andaluza: la Tauromaquia, la Religión y el Flamenco.

Construido entre los siglos XV y XVI, el palacio de Las Dueñas toma su nombre del desaparecido monasterio de Santa María de las Dueñas, ubicado en el solar colindante. El interés arquitectónico de este edificio radica en la mezcla de estilos gótico y mudéjar, con tintes renacentistas en el que se integran armónicamente azulejos y cerámicas típicas de Sevilla.

Personajes como Eugenia de Montijo, Alfonso XIII, Jackie Kennedy, Grace Kelly o Marconi han paseado por las estancias de Las Dueñas, que fue además el lugar en el que nació y vivió durante su primera infancia el universal poeta Antonio Machado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.