El concejal responsable de Procesos de Remunicipalización del Ayuntamiento de Huesca, Luis Arduña, ha asegurado que todo el trabajo que está desarrollando su área va dirigido a dar cumplimiento a la promesa electoral de gestionar desde lo público servicios que actualmente se han contratado con empresas privadas.

Esta cuestión es uno los puntos del acuerdo de gobierno suscrito entre PSOE, Cambiar Huesca y Aragón Sí Puede. Arduña ha advertido, no obstante, de la complejidad de este proceso y ha recordado el objetivo de garantizar los puestos de trabajo a los empleados actuales de esos servicios.

Al respecto, ha aclarado que el principal problema es que el Ayuntamiento de Huesca no puede asumir dicho personal. En concreto, el margen temporal de los contratos que están en vigor no permite, de momento, acometer la remunicipalización como el gobierno local la había planteado.

Arduña ha precisado que, para ganar tiempo, se ha optado por elaborar un pliego de un año, con prórroga de otro año más, en el caso del servicio de limpieza de edificios municipales, cuya adjudicación a la empresa ISS expira este mes.

Según ha dicho, durante ese tiempo "se seguirá trabajando en el proceso de remunicipalización" para poder acometerlo "antes de finalizar el mandato" y cumplir así "el compromiso que teníamos" de "recuperar la gestión directa del servicio y de tratar de incorporar a él a las trabajadoras que lo prestan".

El concejal ha apuntado que no descartan aplicar también esta fórmula para el servicio de ayuda a domicilio, que concluye dentro de unos meses. En el caso de la limpieza viaria, el contrato finaliza en 2017.

Consulta aquí más noticias de Huesca.