La Federación de Industria y Trabajadores Agrarios (Fitag) de UGT-A ha rechazado el cierre de la mina Aguablanca y ha salido en defensa de esta explotación minera y muestra su rechazo a su cierre, ya que "son muchas familias andaluzas las que viven de esta explotación dado que su ubicación, en Monesterio (Badajoz) está muy cercana a nuestra comunidad autónoma".

En una nota, Fitag UGT-A ha apuntado "el pasado 29 de enero se dio a conocer, a través del comité de empresa, la intención de la multinacional Río Narcea, encargada de la explotación de la mina, de presentar un ERE extintivo, alegando un supuesto desplome de los precios de níquel y cobre".

"Según la información que hemos recibido, la empresa cerró el año 2014 con unos beneficios de entre seis y siete millones de euros, y obtuvo una subvención de la Administración extremeña de 7,6 millones", ha agregado el sindicato, quien ha agregado que "además, hace tres meses solicitaron un informe de impacto medio ambiental para ampliar sus trabajos, sin embargo, incomprensiblemente, ahora para ser inviable", han explicado.

Ante estos datos, Fitag UGT-A ha manifestado que "no podemos consentir que 400 puestos de trabajo se extingan en una zona cuya principal ocupación es la minera", infiriendo en la necesidad de "buscar soluciones en todos los ámbitos, antes de que el cierre se lleve a efecto".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.