El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha garantizado este miércoles la "apuesta permanente" del Ejecutivo regional por el Laboratorio Subterráneo de Canfranc (LSC), en la provincia de Huesca, que hoy ha visitado, y el conjunto de la investigación científica.

En declaraciones a los medios de comunicación, Lambán ha dicho que "queremos que Aragón ocupe una posición cada día más importante en el tablero económico internacional y por eso apostamos decididamente por la investigación".

Ha recordado que el Presupuesto de la Comunidad Autónoma para 2016 recoge un incremento en investigación, universidad e innovación de entre el 13 y el 30 por ciento, para afirmar que Aragón se encuentra en una situación "esplendorosa" en cuanto a institutos de investigación.

La consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, ha declarado que la de Canfranc es una instalación "singular, que nace de la ambición y la curiosidad de un grupo de investigadores de la UZ", subrayando que están vinculados al LSC 300 científicos de 20 paises, aunque no de forma presencial.

Ha dejado claro que el LSC está reconocido internacionalmente y ha resaltado que el presupuesto para los grupos de investigación ha crecido un 25 por ciento y el de los institutos un 33 por ciento en los Presupuestos de 2016.

Por su parte, el director adjunto del LSC, José Ángel Villar, ha expuesto el problema de la materia oscura, indicando que representa el 70 por ciento de la materia del universo y no es comparable con las energías conocidas. "Se ha demostrado que existe, pero sabemos que es exótica, no es una materia hecha de electrones, protones y neutrones, sino de partículas que ni siquiera sabemos qué son y para eso hay teorías diferentes".

El de Canfranc es uno de los pocos laboratorios del mundo que albergan experimentos sobre la materia oscura. Villar ha comentado que el LSC se encuentra bajo el pico del Tobazo y, por tanto, libre de gran parte de las radiaciones contaminantes que distorsionan las mediciones científicas, de ahí la idoneidad de la ubicación.

Inversión millonaria

El Gobierno de Aragón ha invertido desde 2.006 más de 2,5 millones de euros. En los presupuestos de 2016 ha aumentado la partida destinada a este laboratorio, el único de sus características en España, y el segundo más grande de Europa. En todo el mundo hay una docena de laboratorios de este tipo.

El Laboratorio Subterráneo de Canfranc está gestionado en la actualidad mediante un consorcio del que forman parte el Ministerio de Economía y Competitividad, el Gobierno de Aragón y la Universidad de Zaragoza. Cuenta con 1.600 metros cuadrados de espacio subterráneo para experimentos, distribuido en tres laboratorios, y también con un edificio en Canfranc Estación de 1.800 metros cuadrados.

Fue el grupo de Investigación en Física Nuclear y Astropartículas de la Universidad de Zaragoza el que puso en marcha la infraestructura en 1986. En estos momentos se llevan a cabo siete experimentos siendo tres los de más relevancia científica: Se trata de NEXT, ANAIS, y ArDM.

El primero de ellos investiga la desintegración doble beta sin neutrinos con gas xenón enriquecido en una cámara TPC a alta presión; ANAIS se dedica a la materia oscura a través de la modulación anual de la señal utilizando más de 100 kilos de cristales centelleadores de NaI y el experimento ArDM busca materia oscura en argón líquido con una cámara TPC trabajando en doble fase con señales de centelleo e ionización.

Además, el LSC da cobertura a otros científicos que necesitan este tipo de instalaciones aisladas del ruido ambiental, de las radiaciones. También están realizando experimentos en sismología y en condiciones de vida extremas.

El Laboratorio Subterráneo ejerce a su vez de foco de atención para muchos visitantes. Desde 2010 se pueden realizar visitas guiadas a sus instalaciones. En 2014 recibió a un millar de visitantes, y en 2015 esa cifra ya se había duplicado.

Consulta aquí más noticias de Huesca.