La Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública articulará el modelo de tratamiento de Oncología de la Comunitat Valenciana en torno a seis "nodos" —hospitales de referencia a los que se adscribirán los distintos centros donde se atenderá a los afectados—, con el objetivo de impulsar "la equidad, accesibilidad y calidad en la atención a estos pacientes", con independencia del lugar donde residan.

Este modelo, que se ha presentado este miércoles, se pondrá en funcionamiento a partir del mes de febrero y, según ha explicado la secretaria autonómica de Salud Pública, Dolores Salas, busca "la integración entre todos los profesionales de los diferentes de centros de la región".

Así, los nodos se coordinarán con los diferentes oncólogos y departamentos de Oncología de los hospitales adscritos para formar equipos de profesionales que trabajarán cada caso conjuntamente. "Lo que queremos es que, siempre que se pueda, viaje el conocimiento, el seguimiento, las estrategias terapéuticas o el diagnóstico, no el paciente", ha añadido.

En la presentación, también han participado la jefa del servicio de Hematología y Oncología del Hospital Clínico Universitario de Valencia, Ana Lluch; el responsable del Servicio de Oncología Médica del Hospital General Universitario de Valencia, Carlos Camps; el jefe del servicio en el hospital Arnau de Vilanova de Valencia, Antonio Llombart Cussac y el presidente de la Real Academia de Medicina de la Comunidad Valenciana, Antonio Llombart.

Estos seis "nodos" serán el Hospital Provincial de Castellón, el Hospital Clínico, el Hospital La Fe y el Hospital General de Valencia, el Hospital General de Alicante y el Hospital General de Elche. Cada uno de ellos tendrá asignada una población de entre 600.000 y 800.000 personas. Asimismo, el Instituto Valenciano de Medicina también se considerará un "nodo", aunque no tendrá población asignada.

Estas unidades de referencia prestan servicios de diagnóstico y tratamiento de enfermedades que, por su elevado nivel de especialización o alta tecnología, requieren de la concentración de casos que mantenga determinados volúmenes de actividad. "Pero esa concentración de la atención en unidades asistenciales complejas puede dificultar el acceso a pacientes residentes en áreas geográficas alejadas, y el objetivo es que todos tengan las mismas oportunidades y derechos asistenciales", ha señalado Salas.

Desde la Conselleria han manifestado que se trata de que "las unidades de referencia dejen de ser meros receptores de pacientes", y "se conviertan en piezas clave de la organización, coordinadas junto con los departamentos de salud tanto en la confirmación del diagnóstico, como en el seguimiento o la definición de estrategias diagnósticas". "Algo especialmente necesario en tratamientos oncológicos poco frecuentes, novedosos o especializados que, de esta forma, podrán llegar a pacientes de todo el territorio valenciano supervisados por las unidades de referencia", ha añadido Salas.

"equipos multidisciplinares"

En este sentido, Lluch ha añadido que se busca que el tratamiento de casos de cáncer no se realice "de manera unilateral o unipersonal", sino que se formen "equipos multidisciplinares" que "garanticen que se ponga todo el conocimiento a disposición de los profesionales de los centros de proximidad para que el paciente no tenga que trasladarse".

"La idea es que a un paciente de Requena, le atienda un especialista en su propio hospital que esté asistido por un equipo de profesionales de un hospital de referencia que tengan más recursos o que puedan actuar como segunda opinión", ha indicado Salas.

Preguntada por los medios, la secretaria autonómica ha apuntado que "es posible que el paciente tenga que trasladarse para recibir atención" pero "que este será en el menor número de casos". "Es un sistema que busca la equidad puesto que tratará de poner a todos los pacientes en el mismo nivel de atención, independientemente de donde residan", ha afirmado.

Salas ha señalado que la implantación de este modelo, que comenzará este mes de febrero, "supone un reto a medio plazo", porque "se tiene que reorientar la manera de actuar de los profesionales" y porque "se tienen que realizar cambios en el sistema informático". "El actual sistema nos permite colaborar de vez en cuando, pero necesitamos una conexión más directa, por lo que no es un cambio del sistema informático completo, sino simplemente, se trata de posibilitar la conexión entre hospitales", ha aclarado Lluch.

"esto no es un invento"

Por su parte, Camps ha manifestado que "esto no es un invento", sino que "se ha demostrado que este método funciona en lugares como Francia o la región de Lombardía". Así, ha destacado que este modelo "tiene mucho interés desde el punto de vista español" puesto que "si tiene éxito, será un modelo a imitar", ya que "la Comunitat Valenciana es la primera del Estado en la que se realiza una experiencia de este tipo".

"La mejor forma de seguir mejorando a nivel asistencial es mejorar la interrelación entre centros", ha asegurado Llombart Cussac, que se ha mostrado "convencido" de que "aprovechar los recursos de todos los centros y el acceso a nuevas tecnologías mejorará los resultados en salud".

En esta línea, la jefa del servicio de Oncología del Hospital Clínico ha señalado que este modelo puede ser "muy interesante para la sanidad en general" y que "tendría que ser el modelo para toda la atención sanitaria" porque en esta propuesta, "el paciente es el eje de la estructura sanitaria".

Asimismo, Lluch ha manifestado que este modelo también "potenciará el conocimiento y la docencia" puesto que "el contacto con profesionales más cualificados de otros centros facilitará que los médicos de cada centro "conozcan nuevas técnicas y nuevos tratamientos". Así, ha comentado que "los tratamientos y estructuras diagnósticas cada vez más complejos van a precisar que los profesionales se pongan de acuerdo".

A preguntas de los periodistas sobre si este modelo incrementará las horas de trabajo de los trabajadores médicos, Llombart ha manifestado que esta idea "ha salido de las demandas de los profesionales" puesto que "no hay nada peor para un médico que tratar a un paciente teniendo poca experiencia en su patología".

Incidencia del cáncer

En la Comunitat Valenciana, las tasas de incidencia estimada por cáncer más elevadas entre las mujeres corresponden al cáncer de mama (102,8 casos por cada 100.000 habitantes, y al grupo de colon-recto-ano (36,1 casos por cada 100.000 habitantes). En hombres, las mayores tasas de incidencia (>50 casos por cada 100.000 habitantes) corresponden a los cánceres de próstata (83,4), grupo colon-recto-ano (64,4), grupo tráquea-bronquios-pulmón (63,8)y vegija urinaria (55,9), todos ellos por debajo de la media de España.

Por lo que respecta a la mortalidad por cáncer por grupos de edad, empieza a incrementarse a partir de los 45-50 años, siendo aproximadamente el doble en hombres que en mujeres. Las muertes por cáncer en la Comunitat suponen un 27,3% del total de fallecimientos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.