El secretario general de CC.OO.-Aragón, Julián Buey, ha subrayado este miércoles que "urge" en España la configuración de un Gobierno "progresista, estable y que de la vuelta como un calcetín a las políticas que se están desarrollando" para derogar la reforma laboral e impulsar medidas que permitan crear empleo de calidad y mejorar el sistema productivo.

Buey ha presentado en rueda de prensa, acompañado por el secretario de Empleo del sindicato, Juan Carlos Cantín, el informe de contratación en Aragón en 2015, elaborado por CC.OO. y en el que se analiza la evolución del mercado laboral aragonés durante el pasado año.

En este sentido, el secretario general de CC.OO.-Aragón ha apuntado que "urge la configuración de un gobierno, pero no vale cualquiera" y ha rechazado que el peor escenario sea repetir las elecciones, al aseverar que "la peor hipótesis" es que se cree un gobierno "similar al que ahora está en funciones y que siga con sus políticas".

Además, ha realizado un llamamiento "urgente" al Ejecutivo aragonés al apreciar que el diálogo social en la Comunidad "está ralentizado y el Gobierno de Aragón está en obligación de impulsarlo". "Hace falta un plan de empleo serio, que apueste por la estabilidad y por la mayor calidad" en el mercado de trabajo, ha dicho.

Respecto al informe sobre contratación en la Comunidad, Buey ha destacado como primera conclusión que en 2015 se ha experimentado un incremento de la actividad económica, "pero no ha servido para mejorar la situación del empleo de manera sustancial".

De hecho, "asistimos a un gran número de contratos" en la Comunidad, con 507.981 contratos el pasado año, 45.177 más que en 2014 y que supone un aumento del 9,76 por ciento, si bien ha observado que ese medio millón de contratos representa una cifra mayor que la de la población ocupada en Aragón, datos que reflejan "mucha precariedad, mucha rotación y corta duración" de estos contratos.

Las tres provincias tienen incrementos en la contratación, del 12,31 por ciento en Huesca; del 9,60 en Zaragoza y del 6,06 por ciento en Teruel. A nivel nacional, el repunte en la contratación alcanza el 11,06 por ciento, por encima de la media aragonesa.

No termina de remontar

A pesar de este aumento, el mercado laboral aragonés no termina de remontar. En paro registrado, Aragón cierra 2015 con 89.284 desempleados y, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), la tasa de desempleo en el último trimestre del año se sitúa en el 14,6 por ciento, mientras cae la población activa y muchos trabajadores españoles y extranjeros optan por abandonar el país.

Asimismo, Buey ha recordado que 13.100 hogares aragoneses subsisten sin ingresos y el empleo continúa siendo inestable y precario, por lo que ha estimado que la reforma laboral aprobada por el Gobierno del PP "sigue haciendo bien su trabajo, triturando y destrozando el mercado laboral" y causando un empeoramiento de las condiciones de trabajo, el debilitamiento de los derechos de los trabajadores, la precarización del empleo y el fomento de la temporalidad.

De los 507.981 contratos suscritos en 2015, 41.621 han sido indefinidos, un 8,19 por ciento del total y aunque respecto al año anterior la contratación indefinida repunta un 13,08 por ciento en Aragón, marca el cuarto mínimo desde 1999.

Por géneros, el número de contratos firmados por hombres representa el 56 por ciento del total, mientras que las mujeres suponen un 44,17 por ciento, su "nivel más bajo de participación en la contratación desde 2007" y, según ha advertido Buey, "la situación de la mujer va a peor".

La contratación indefinida aumenta más entre los hombres y la temporal en las mujeres y, ha agregado, el 51,21 por ciento de los contratos a mujeres son a tiempo parcial, mientras que suponen el 24,3 por ciento en hombres. Buey ha emplazado a "romper el mito" de que las mujeres prefieren trabajar a tiempo parcial para conciliar su vida laboral y familiar, dado que la realidad es que éste es "el único contrato que se les ofrece".

En cuanto a los jóvenes, su situación mejora lentamente, pero aún registran tasas de desempleo del 33,67 por ciento; y la contratación a trabajadores extranjeros aumenta un 8,34 por ciento, por debajo del incremento que experimenta la contratación total y también con una notable brecha de género. Buey ha comentado que la tasa de paro es del 12,22 por ciento para trabajadores españoles y se eleva al 28,83 por ciento en el caso de extranjeros.

Poca cualificación y peor remunerados

Los contratos más utilizados siguen siendo los eventuales por circunstancias de la producción y los de obra y servicio, ya que entre ambos suponen el 79,56 por ciento del total en la Comunidad.

Julián Buey ha observado que un dato que "llama la atención y no mejora" en cada informe que elabora CC.OO. es la ocupación predominante en las contrataciones ya que se precisa peones en la industria manufacturera, personal de limpieza, peones agrícolas y camareros, lo que da muestra del "nivel de calidad" de los contratos en Aragón.

En el caso de los hombres, los puestos más ofertados son peones industriales, peones agrícolas y camareros; mientras que en mujeres, lo más demandado son trabajadoras de la limpieza, camareras y peones en la industria. El empleo masculino es más estable y tiene mayor proyección de futuro; mientras que el femenino se caracteriza por estar en sectores que piden poca cualificación y peor remunerados.

La contratación ha crecido en Aragón en 2015 en todos los sectores; en industria un 13,9 por ciento; en el sector servicios del 9,91 por ciento y en la agricultura el incremento ha sido del 1,78 por ciento.

El sector que más contratos indefinidos ha contabilizado ha sido servicios, con un 74,19 por ciento; seguido del industrial, con un 14,56; mientras que en contratos temporales también es el sector servicios el que más ha registrado, con el 64,72 por ciento; seguido de industria con el 17,73 por ciento.

Propuestas de cc.OO.

De esta forma, Buey ha resumido que el crecimiento de la economía "no viene acompañado de un aumento del empleo", que aún es "tímido, sin calidad" y la brecha de género y de edad "no se suaviza", sino que en algunos casos se está "profundizando".

Por ello, "urge ya la derogación de la reforma laboral que tanto daño está haciendo a las personas y a la economía y que no deja que tire para adelante" y ha apostado por poner en marcha políticas de igualdad, compensar la pobreza salarial y social y aumentar el salario mínimo interprofesional, al menos hasta los 800 euros, atendiendo al mismo tiempo a las familias que no tienen recursos.

Por su parte, el secretario de Empleo de CC.OO.-Aragón, Juan Carlos Cantín, ha aseverado que la reforma laboral del PP ha servido para favorecer los intereses de algunos empresarios que "abusan de los contratos parciales y mal pagados" y ha coincidido en la necesidad de cambiar esta norma y poner fin a los contratos de un día o por horas que generan "una rotación inadmisible".

También ha solicitado al Gobierno aragonés que, ahora que ya ha aprobado sus presupuestos, "se ponga las pilas" y trabaje "cuanto antes" en políticas activas de empleo que mejoren la situación de la Comunidad.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.