La editorial Trabe ha recuperado el poemario 'Tantu escaezu', de Ricardo Candás, escrito hace algunos años y recientemente publicado, en el que el autor gijonés, en su habitual poesía nostálgica, reflexiona sobre cómo son las experiencias negativas las que marcan los recuerdos de la memoria con el paso del tiempo.

Si bien el libro salió a la venta en diciembre, al autor le gusta matizar que no un es su último poemario desde el punto de vista cronológico, sino que ya lleva tiempo escrito. Concretamente, lo compuso entre 'Nos díes pensatibles' (2011), con el que ganó el premio Llorienzu Novo Mier, y el 'Naufraxos' (2013), con el que consiguió el Nené Losada Rico.

Se compone de una treintena de poemas en los que mantiene su línea poética pesimista y "a veces un poco difícil de entender", reconoce el propio autor. Reflexiona sobre el paso del tiempo y "cómo las experiencias más nostálgicas van apuntalando ese pasado, que va quedando recogido, y los momentos más negativos van ahondando en la memoria", comenta.

Insiste en que es una obra "muy nostálgica, un libro de experiencias negativas", y sobre cómo a partir de ellas, "hay que seguir adelante, porque desde las visiones del pasado vamos construyendo el futuro", reflexiona. Los poemas son de verso libre, porque como explica Candás en no le gusta estructurar la poesía de forma sistemática. José Caballero Bonald y José Ángel Valente siguen siendo sus principales fuentes de inspiración poética.

Ricardo Candás (Gijón, 1977) es licenciado en Filosofía por la Universidad de Oviedo y en su currículo como escritor destaca como ganador de algunos de los premios más prestigiosos del panorama poético asturiano, como el 'Fernán Coronas', con el poemario 'Quiciás', y el Xuan María Acebal, con 'Superficie del silencio', además de los ya mencionados Llorienzu Novo Mier y Nené Losada Requiero. Como narrador se estrenó con el volumen de cuentos 'Les últimes palabres' (2010).

Consulta aquí más noticias de Asturias.