El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha considerado sobre el anuncio de cierre de la mina Aguablanca en Monesterio (Badajoz), que "hay una cierta obligación moral, cuando se han recibido fondos públicos", de "intentar aguantar los momentos más complejos".

En ese sentido, ha recordado que la empresa ha recibido 7,6 millones de euros de fondos públicos, aunque ha reconocido "evidentemente no la podemos obligar" a continuar con su actividad, ha señalado Guillermo Fernández Vara a preguntas de los periodistas en rueda de prensa en Mérida.

En su intervención, el presidente extremeño ha señalado que desde que la empresa Río Narcea anunció la pasada semana su intención de cerrar la mina Aguablanca, él mismo ha hablado con el ministro de Industria, José Manuel Soria, "el viernes, el sábado y el domingo", y esta misma semana se reunirán la directora general de Energía y Minas de la Junta y la responsable de Minas del Ministerio.

También "en los próximos días" está prevista una reunión del consejero de Industria de la Junta, José Luis Navarro, con la empresa, y ha apuntado que el contacto con la Delegación del Gobierno es "permanente y diario".

Además, el propio Fernández Vara se ha puesto en contacto con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, con la que habló el pasado viernes, "están los consejeros también en contacto y los alcaldes de la zona".

El objetivo de todos estos encuentros es "intentar conseguir desde la unidad", que "no se cierre la mina", para lo cual en primer lugar es necesario conocer los datos económicos, si "la mina ha sido o no ha sido rentable, la mina tiene rentabilidad a la finalización de su vida útil o no, e intentar buscar alternativas", ha señalado Vara.

"Evidententemente no la podemos obligar, aunque hay una cierta obligación moral, cuando se han recibido fondos públicos, de intentar aguantar los momentos más complejos, que son 7,6 millones de euros", ha señalado el presidente extremeño, quien ha avanzado que desde la Junta de Extremadura van "a seguir con el nivel de coordinación".

Ante esta situación, "los 400 puestos de trabajo ahí están, los tenemos que defender y los vamos a seguir haciendo", ha señalado Vara, quien ha apuntado que todavía no se ha presentado ante la Dirección General de Trabajo, por parte de la empresa, el documento de comunicación formal con las condiciones, por lo que "no podemos hablar de un documento concreto porque no lo hay", ha dicho.

Altadis continuará comprando tabaco

Por otra parte, y sobre el anuncio realizado este pasado martes por la compañía tabaquera Altadis, sobre que mantendrá este año 2016 el volumen de compras de tabaco en Extremadura, Vara ha valorado que esto "pone de manifiesto que cuando se actúa sin frentismos, se consiguen mejor los objetivos que cuando se actúa con frentismos".

"Por eso yo propuse aquí que hiciéramos lo que hicimos, que es reunirnos todos" para hablar sobre el tabaco, y se celebraron reuniones con grupos políticos, organizaciones agrarias, el sector y el ministerio, y en ese sentido, Vara ha querido agradecer el "papel" de la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, que le "consta que ha sido activo, tal y como se comprometió cuando vino aquí".

En ese sentido, Vara ha señalado que cuando todos reman "en la misma dirección, los objetivos se logran", y en este caso "ha salido bien porque todo el mundo ha hecho lo que tenía que hacer", ha concluido.

Suspensión de vuelos en verano

Finalmente, y sobre la suspensión de los vuelos de Badajoz a Madrid durante en verano, Vara ha señalado que se trataría "del 22 de julio al 4 de septiembre, que es cuando menos se vuela a Madrid y más se vuela a Barcelona, a Ibiza y a Mallorca", ha dicho.

"No sé si eso está contemplado en el contrato, si lo tenemos que autorizar o no, pero agosto no es un mes en el que haya una altísima demanda de viajes a Madrid", ha considerado el presidente extremeño, quien ha apuntado como "más razonable que esa energía o esos recursos se utilicen para viajes a destinos de playa, que son los más demandados".

Así, Fernández Vara ha señalado que "habrá que verlo con la empresa, ver cuánta gente vuela a Madrid en el mes de agosto", aunque ha insistido en que es "muy poca", y por tanto "el daño o las consecuencias que pueda tener son inferiores a las que tendría si no se pudiera volar a Barcelona, que hay muchos más emigrantes durante ese tiempo que van y vienen, o a los destinos de playa que hay más o menos personas".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.