El Grupo Parlamentario Popular ha votado en contra de una Proposición No de Ley (PNL) presentada por Podemos a través de la que se pretendía el cierre definitivo y ordenado de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos) y que ha contado con el respaldo del resto y la abstención de Ciudadanos.

La iniciativa parlamentaria defendida ante la Cámara por el procurador Félix Díez ha sido respaldada por el Grupo Mixto y PSOE que, además, como ha explicado la procuradora Virginia Jiménez, ha defendido una enmienda para que los responsables del Consejo de Seguridad Nuclear comparecieran en las Cortes para explicar la seguridad de la planta.

En concreto, la procuradora 'popular' Irene Cortés Calvo ha sido la encargada de argumentar el voto en contra del PP a esta PNL de Podemos, un argumentario que ha basado en las divergencias latentes entre sus grupos, ya que, como ha insistido, la posición de su partido es "clara" y se basa en el mantenimiento de la actividad siempre que el Consejo de Seguridad Nuclear garantice que cumple los requisitos de "seguridad".

Cortés Clavo ha recordado las inversiones realizadas en Garoña antes de su cierre para asegurar las condiciones de la planta y ha posibilitaron el informe favorable del CSN para el mantenimiento de la actividad. "Lo primero es la seguridad, si se cumplen todas las condiciones determinadas por el CSN Garoña debe seguir abierta", ha insistido.

Tras este primer argumento la procuradora del PP se ha centrado en la situación que genera el cierre en su entorno ante la generación de 1.600 empleos que "se quieren aniquilar". "No hay nada más indecente que poner en duda el empleo de 1.600 familias", ha lamentado Cortés Calvo, quien ha considerado que esta situación no se puede tolerar ante la situación de despoblación de la zona de influencia de Garoña.

"Nuestra posición es clara y es la misma que siempre hemos mantenido, si el CSN determina que Garoña cumple deberá seguir abierta por razones de seguridad empleo y activación económica", ha concluido.

Esta negativa del PP ha imposibilitado que la propuesta de Podemos saliera adelante a pesar de la argumentación de Félix Díez, quien ha destacado, tras hacer un repaso cronográfico de la situación de la planta, "el grave riesgo que supone para la población el mantenimiento de Santa María de Garoña".

En concreto, la PNL de Podemos defendía, además del cierre, el restablecimiento de compensaciones económica a la empresa propietaria, Nuclenor, de cara al futuro cierre, la reactivación del plan Reindus paralizado en los presupuestos de 2013 y la ejecución de un nuevo plan de industrialización en el entorno de la central nuclear con un plan de reactivación económica de la zona efectivo y dinamizador de la comarca.

Esta iniciativa ha sido respaldada por la socialista Virginia Jiménez, quien, además, ha defendido que la resolución sobre la reapertura o no de la central se posponga hasta la formación del nuevo Gobierno de España.

Por su parte, el procurador de IU-Equo, José Sarrión, también ha apoyado la petición del cierre definitivo de Podemos al tratarse de una energía "profundamente insegura". "Garoña ni de coña", ha manifestado ante la Cámara, donde ha insistido en que cerrada el mantenimiento de la central supone 177 millones de euros anuales.

Finalmente, el procurador de Ciudadanos, David Castaño Sequeros, ha insistido en su abstención sobre esta PNL, ya que ha considerado que la transformación energética debe pasar por un Plan Energético nacional que invierta en I+D+i. "Es un debate muy serio, la propuestas requieren seriedad, coherencia y consenso", ha concluido.

En todas las votaciones realizadas este miércoles en las Cortes un procurador del PP no ejerció por cortesía parlamentaria ante la ausencia en el hemiciclo por motivos personales de la procuradora de Podemos Natalia del Barrio con el fin de mantener así la representatividad de la Cámara.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.