Sánchez Dragó
Fernando Sánchez Dragó. EFE
El escritor y ensayista Fernando Sánchez Dragó reivindicó este jueves en Alicante su pasión por los toros, afirmando que prefiere "cortar una oreja" en la Plaza de las Ventas que "ganar el Premio Nobel", ya que, dijo, es aficionado a la tauromaquia desde que era adolescente.

Sánchez Dragó hizo estas declaraciones en rueda de prensa con motivo del pregón que pronunciará hoy en la corrida de toros de la Asociación de la Prensa de Alicante, en la que actuarán los diestros Manuel Díaz "El Cordobés", Pepín Liria y Javier Conde.


El escritor destacó que se considera "una persona muy indicada para dar el pregón" porque había pasado gran parte de su juventud en Alicante donde vio su primera corrida de toros con catorce años.

Opinó que los grupos antitaurinos confunden "el toreo con el españolismo" y éste con el franquismo, una creencia que, a su juicio, no es cierta, pues "la relación entre los humanos y los toros comenzó hace miles de años y la tauromaquia la ha hecho el pueblo durante toda la historia de España".

Remarcó que la tauromaquia constituye "el único espectáculo que es real, y no simulado, ya que todo lo que pasa es irrepetible e inevitable".

Sánchez Dragó lamentó que en el mundo del toreo haya desaparecido en la actualidad "la rivalidad de los mano a mano", algo que, según él, "era un gran acontecimiento".