El presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla, ha asegurado que los miembros del nuevo Gobierno PRC-PSOE acudirán a declarar a la comisión de investigación que se celebrará en el Parlamento autonómico en torno a la empresa Ecomasa-Nestor Martin si les citan, como ha apuntado el Grupo Popular: "Si nos llaman a declarar, claro que iremos".

"Para eso estamos. Si nos llaman, allí vamos", ha remarcado Revilla, que ha comentado que el fallido proyecto "es un muerto que nos hemos encontrado -socialistas y regionalistas- aquí cuando hemos llegado" al Gobierno. Con estas palabras, ha aludido a la puesta en marcha de la fábrica de estufas -ahora cerrada- la pasada legislatura, con el PP al frente del Ejecutivo.

El presidente y líder del PRC cree que "habrá que buscar responsabilidades políticas y, a lo mejor, de otro tipo también", pues la de Nestor Martin-Ecomasa es una "historia tremenda" que ha supuesto el "despilfarro" de 18 millones de euros de dinero público.

En este sentido, ha insistido en que se hizo "desaparecer" 18 millones en el proyecto, cuando precisamente "hay que tener mucho cuidado con dinero público".

Por eso, el jefe del Ejecutivo cree que hay que "buscar las razones" de esta operación, en la que también se involucró a un centenar de personas, —los trabajadores despedidos de Teka y recolocados en la planta camarguesa—, que "perdieron" las indemnizaciones percibidas del paro tras aportarlas para el arranque del proyecto (unos 3 millones de euros, a sumar a los 18 invertidos por el Gobierno 'popular').

Revilla ha concluido apuntando que las comisiones están "para que se investigue" y, si ha habido "fallos", como está "seguro" que ha sucedido en Nestor Martin-Ecomasa, "no se vuelvan a cometer".

El presidente cántabro ha respondido así a preguntas de los periodistas al término de una reunión con directivos de Solvay.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.